viernes, 14 diciembre 2018
12:49
, última actualización
Local

Los tréboles solares siguen sin funcionar pasado un año

Estaba previsto un beneficio de 13.000 euros al año pero aún no tienen el permiso del Ministerio.

el 14 may 2012 / 19:13 h.

TAGS:

Uno de los tréboles solares instalado en Sevilla Este
Las obras para su instalación empezaron en 2010 y el Ayuntamiento de Sevilla los recepcionó en el verano del pasado año, pero aún se tramita la autorización del Ministerio de Industria, así que las setas o tréboles solares que se instalaron en la ciudad con 400.000 euros del Plan 5000 estatal hace un año todavía no funcionan y no hay fecha para que lo hagan.

 

Estaba previsto que la energía fotovoltaica obtenida de los árboles solares se enviase a la red eléctrica, gestionada por Endesa, para su consumo por parte de los ciudadanos. El Consistorio obtendrá de la venta de la electricidad un beneficio de 13.185 euros al año (2.637 euros anual por cada árbol) y, lo más importante, se evitaría la emisión de 6,10 toneladas al año de dióxido de carbono (CO2) por cada árbol, unas 30,5 toneladas entre todos. Es decir, se evitaría la generación del dióxido de carbono equivalente al de 14 coches.

Así lo anunció el anterior gobierno local de PSOE e IU, pero el actual, del PP, admite que aún no están funcionando porque la tramitación administrativa es compleja y larga. Eso sí, añade que el retraso está justificado porque es la tramitación "preceptiva y normal" en este tipo de instalaciones que requieren autorización. Además, tampoco está listo el acuerdo con Endesa para que compre esta electricidad que generarán estas particulares setas que adornan la ciudad con más o menos acierto, según los vecinos.

Se colocaron cinco árboles fotovoltaicos de 5 kw cada uno, con una potencia pico de 5,52 kw. Verterían a la red eléctrica 38.790 kilowatios por hora al año de energía a partir de otoño de pasado año, equivalentes al consumo de casi tres hogares, flujo que permitirá compensar algo el gasto en facturación eléctrica del Ayuntamiento.

Fueron diseñados por la empresa Guerra Ingenieros e instaladas por Istem, adjudicataria de la obra, y pueden verse en las avenidas de Chipre (Los Bermejales), del Deporte (Sevilla Este) y de Kansas City (frente al polígono Calonge), en la rotonda del Palacio de Congresos y en el Parque de San Jerónimo.

Costaron 300.000 euros. El presupuesto del proyecto fue de 392.528 euros, que se amortizarían, según el anterior gobierno del socialista Alfredo Sánchez Monteseirín, en unos 30 años. La financiacón corrió a cargo del Plan 5000, fondo estatal para el fomento del Empleo y la Sostenibilidad Local.

En un primer momento, a más de un vecino le sorprendieron estas estructuras metálicas de unos 12 metros concebidas como tres troncos de árbol que culminan en copas en forma de trébol de cuatro hojas donde se sitúan los captadores solares.

Con esta iniciativa, promovida por la entonces delegación de Innovación, se pretendía disponer de instalaciones de producción de electricidad limpia, tal y como ya se hizo anteriormente en las cocheras de Tussam mediante placas solares con una potencia eléctrica de 1.800 Kw que inyectan a la red 2,72 millones de Kw al año, equivalentes a las necesidades de 1.000 hogares.

Eso sí, el proyecto de los árboles solares es mucho más modesto, y se parece más bien a uno anterior de la Agencia Local de la Energía instalado en el Camino de la Reina.
Con todo, fuentes municipales consultadas aseguraron a este periódico que todavía no hay fecha para la puesta en marcha de estos árboles solares, ya que depende de la autorización del Ministerio de Industria y del acuerdo con Endesa.

  • 1