Local

Los universitarios podrán sustituir a profesores de ESO por un curso

Educación ha diseñado un plan que permitirá que unos colegios se alimenten de las experiencias pedagógicas con éxito de otros centros. Lo hará a través de intercambios en los que el profesor cambiará su puesto uno o dos años con un docente de otra escuela, un catedrático o un alumno de último año de la facultad. El profesor investigará un proyecto, y el alumno aprenderá de su trabajo.

el 15 sep 2009 / 23:04 h.

TAGS:

Educación ha diseñado un plan que permitirá que unos colegios se alimenten de las experiencias pedagógicas con éxito de otros centros. Lo hará a través de intercambios en los que el profesor cambiará su puesto uno o dos años con un docente de otra escuela, un catedrático o un alumno de último año de la facultad. El profesor investigará un proyecto, y el alumno aprenderá de su trabajo.

La Consejería de Educación acaba de aprobar una orden que regula un nuevo sistema para fomentar la investigación de experiencias y proyectos pedagógicos de éxito en la escuela. Se trata de una especie de programa de intercambios, en el que un profesor de Primaria o ESO puede dedicar uno o dos años como máximo a investigar un proyecto sobre algún aspecto concreto (coeducación, prevención de la violencia escolar, fomento de la lectura...) mientras alguien le sustituye en su puesto de trabajo, ya sea otro profesor o un alumno universitario. En el caso de ser un estudiante, de último curso de la Facultad de Educación, éste podrá servirse del intercambio para aprender de "la práctica de la docencia, la observación, los métodos, materiales y modelos organizativos de aula", según reza el texto de la orden.

En algunos casos la investigación necesitará del acuerdo mutuo de los dos profesores que intercambiarán sus puestos de trabajo. Por ejemplo, si un maestro de Almería quiere aprender de un colegio de Sevilla que desarrolla un plan de convivencia escolar que ha dado buenos resultados. Ambos tendrían que presentar un proyecto de investigación a la Consejería antes del 30 de junio. En él se especificará la necesidad de realizar esa especie de permuta entre los dos profesores que van a intercambiar su puesto mientras dure la investigación. El objetivo es que ambos se retroalimenten de la experiencia y el trabajo del otro. Educación creará una comisión de evaluación que examine el proyecto y, en caso de verlo viable, lo subvencionará con 6.000 euros.

Más especialización. Hasta ahora, esta estrategia de intercambios de profesores para lograr mayor especialización estaba vinculada sólo al fomento del plurilingüismo. La Junta subvencionaba intercambios entre profesores andaluces y docentes de otros países, para que los de aquí mejoraran su nivel de idiomas pasando unos meses en el extranjero, y los de allí ayudaran a impulsar los colegios bilingües de Andalucía, tan faltos de personal especializado, sobre todo en alemán, francés e italiano.

Los proyectos de investigación educativa abren la puerta a que participen en los intercambios "investigadores de centros públicos de investigación andaluces, profesorado y personal docente e investigador de las universidades andaluzas y alumnado de los últimos cursos de las Facultades de Educación".

No obstante, los alumnos o los investigadores universitarios que sustituyan al profesor que ha presentado el proyecto no recibirán ningún salario, y podrán dar clases a los chavales, pero tampoco tendrán derecho a examinarles. "Cuando en el proyecto colaboren profesionales (de otros ámbitos), se podrá organizar un intercambio, sin vínculos contractuales, entre dichos profesionales y el profesorado de los niveles no universitarios. (...) Este profesorado no podrá evaluar al alumnado de los niveles educativos objeto del intercambio", dice la normativa.

  • 1