martes, 11 diciembre 2018
00:07
, última actualización
Local

Los vampiros se hacen mayores

La saga Crepúsculo. Amanecer I' / El peligroso embarazo de Bella centra la acción en este penúltimo episodio.

el 17 nov 2011 / 08:46 h.

TAGS:

Llega el final de una saga cinematográfica que dese 2008 ha revolucionado las salas de cine y que ha vuelto a poner de moda la temática vampírica. La creación literaria de Stephenie Meyer ha logrado convertirse en un fenómeno a escala mundial. Casi 50 países han adquirido los derechos de traducción de sus cinco libros de Crepúsculo, mientras que se han vendido más de 116 millones de ejemplares de la saga en todo el mundo. Ahora llega la primera parte de el capítulo que pondrá fin a la historia de amor de Bella y Edward, el vampiro.

La Saga Crepúsculo: Amanecer (Parte I), primera de una adaptación en dos partes, está dirigida por Bill Condon (Dreamgirls, Dioses y monstruos), a partir de un guión de Melissa Rosenberg, basado en la novela Amanecer, de Stephenie Meyer. Kristen Stewart, Robert Pattinson y Taylor Lautner vuelven a ser sus protagonistas.

Esta serie cinematográfica cuenta la historia de una chica de 17 años, Bella Swan, que se muda a vivir con su padre al pueblecito de Forks, Washington, y no puede evitar sentirse atraída por Edward Cullen, un pálido y misterioso compañero de clase que parece empeñado en mantenerla a distancia. Pero ninguno de los dos puede negar la atracción que los empuja el uno hacia el otro... ni siquiera cuando Edward le confiesa que es vampiro. Pero la historia da ahora un paso más.

Al igual que en el libro, en La Saga Crepúsculo: Amanecer (Parte I) los tres protagonistas principales continúan su viaje a la madurez, empezando por los ajetreados últimos días de preparativos para la boda de Bella y Edward. "Al final de Eclipse, los dejamos en la pradera, hablando de su futura boda. Empezamos Amanecer con todos los personajes que hemos ido conociendo a lo largo de la saga recibiendo invitaciones para el acontecimiento. Bella y Edward se encuentran en distinto estado de nervios previos a la boda, y entonces nos embarcamos en la boda del siglo", explica el productor Wyck Godfrey, que ha trabajado en todas las entregas de la serie.

"Luego nos trasladamos a Brasil, donde pasan su luna de miel en la isla Esme, una parte de la historia que todo el mundo espera con impaciencia. Por supuesto, entonces llegan los problemas, como sucede en cualquier matrimonio... un embarazo inesperado. Para al final de este episodio, Bella ya no estará soltera, no estará sin hijos y ya no será humana".

En esta entrega, se exploran temas más adultos, como el matrimonio y la familia, y lo que harías para proteger a aquellos a los que amas incondicionalmente. De hecho, toda la cinta gira entorno al embarazo de Bella, que ha engendrado junto a Edward un bebé que está devorándola por dentro y que crece a un ritmo inusual. Una criatura que, además de poner en peligro su vida, despierta el temor de los hombres lobo, que tratarán de acabar con ella.

"Siempre me han gustado las historias en las que los personajes tienen ocasión de madurar. No me gustaba cuando se quedaban bloqueados en una misma etapa, cuando tienes a una persona que tiene siempre la misma edad y hace las mismas cosas", explica la autora de la serie, Stephenie Meyer.

"Me encantaba Ana de las Tejas Verdes, que creciera, se casara y tuviera seis hijos. Luego sus hijos crecían y se casaban... es como la vida. Hay una evolución. Así que siempre tuve intención de llevar la historia de Crepúsculo a lo largo de las generaciones. Al principio, cuando empecé, me gustaba tanto lo que hacía, era un desahogo creativo tan maravilloso, que me vi continuando a lo largo de las generaciones y escribiendo sobre ellos para siempre. No quería dejarlo nunca".

Meyer agrega: "Eclipse también acaba con Jacob con el corazón destrozado y huyendo al bosque. Bella se decide definitivamente por Edward... siempre fue la respuesta para ella. Durante toda la diversión de los preparativos de la boda en Amanecer, Jacob no sabe exactamente dónde se encuentra. Huye al norte, hasta Canadá, y se pasa un par de meses viviendo como un lobo. Pero tampoco desaparece mucho tiempo, porque Bella y Edward están oficialmente prometidos en junio, se casan el 13 de agosto y Jacob reaparece en la boda".

La autora Stephenie Meyer también asume el papel de productora en las últimas dos entregas de la serie cinematográfica, que se rodaron simultáneamente, y estuvo presente en el plató a diario durante todo el rodaje. "En realidad, el título de productor no ha cambiado gran cosa mi papel", dice la escritora. "He estado muy implicada en todo momento en el proceso de toma de decisiones, aunque también he tenido que aceptar ciertos compromisos".

Dado que la novela de Amanecer, con partes narradas tanto desde el punto de vista de Bella como de Jacob, llega a ocupar unas sustanciosas 754 páginas, se empezó a plantear desde los inicios del proceso la posibilidad de dividir la densa historia en dos películas. "Cuando leí el libro, en el momento en que Bella abre los ojos y están rojos, fue lo que se me ocurrió", afirma Rosenberg. "No era tanto un momento de ‘ajá, sorpresa' como de ‘bueno, estaba claro'. Me pareció un punto natural donde cortar, en la transición de la vida de Bella como humana a su vida como vampiro y como madre. Son dos mundos completamente distintos para ella".

Y es ahí donde arrancará la segunda y última parte de esta saga, que llegará a los cines en 2012.

  • 1