Local

Los vecinos cuestionan las obras del parque Guadaíra y exigen ver los planos

Desconfían de que la carretera que se está construyendo sea solo para uso peatonal como dice la CHG.

el 25 ago 2012 / 20:08 h.

TAGS:

  • La plataforma Pro-parque Guadaíra exige ver los planos del proyecto del “gran pulmón verde” de la zona sur de Sevilla y así se lo ha transmitido por escrito tanto al Ayuntamiento de la ciudad como a la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG), promotores de la obra. Hace un mes, los vecinos de Heliópolis, Pedro Salvador, Pineda y Los Bermejales –los barrios que atravesará el futuro parque– dieron la voz de alarma sobre la construcción de una carretera de 10 metros de ancho y ocho rotondas, demasiado ancha para ser la pasarela peatonal prevista en el proyecto.Por ello, no se fían de las explicaciones recibidas por parte de la CHG y exigen ver los planos del proyecto. Además, están recogiendo firmas contra el mismo.

    En un primer momento este gran parque de unas 60 hectáreas atravesaría las barriadas de Heliópolis, Pedro Salvador, Pineda y Los Bermejales ocupando el antiguo cauce del Guadaira con el fin de construir un nuevo corredor verde en la ciudad, además de esta forma se sanean terrenos que se habían convertido en vertederos y se potenciaría la permeabilidad de los suelos en un intento de cerrar el ciclo del agua. Contaría con 4.541 árboles, 40.171 arbustos y 59.000 plantas de distintas especies.

    El presupuesto inicial era de 25 millones de euros que posteriormente se redujo a 18 millones de euros, lo que supuso la modificación del proyecto inicial, que en su día tuvo varios reconocimientos internacionales e incluso aparece en la guía de arquitectura contemporánea de Sevilla 2000-2010. La modificación ya despertó los recelos de los vecinos por reducir la extensión del parque y  renunciar a una plataforma que comunicaba el parque con la ribera original del Guadaíra. La modificación se produjo después de que la primera UTE adjudicataria parara las obras por su incapacidad para terminarlos. Se reconvirtió el proyecto para volver a licitarlo y en el nuevo se incluyó una vía-parque de 7,5 metros no destinado al tráfico rodado. El Ayuntamiento de Sevilla ha sido el encargado de financiar las obras en un 30% y el resto se ha obtenido con fondos europeos Feder. “El problema es que si denunciamos ante Europa puede que retiren los fondos, lo que conllevará la paralización de las obras”, explican desde la plataforma.

    Los vecinos de la zona están cansados de esta situación y denuncian la falta de transparencia en las obras ya que a día de hoy les ha sido imposible acceder a los planos del nuevo proyecto, que nada tiene que ver con el original, y las administraciones pertinentes hacen “oídos sordos” a sus quejas. En las últimas negociaciones la CHG aseguró que la vía sería para uso exclusivo de peatones y que el tránsito de vehículos quedaría totalmente prohibido, una respuesta que no convenció a la mayoría de los vecinos, que ven las dimensiones de la vía desproporcionadas para su uso peatonal.  


    Los vecinos denuncian que la carretera en cuestión  secciona en dos el parque en su tramo más estrecho, desde la rotonda de Pineda a la Avenida de las Razas, dejando dos estrechas franjas de zona verde a cada lado. Y recuerdan que esta obra vulnera incluso el PGOU ya que este suelo está calificado como suelo verde.

    • 1