martes, 23 abril 2019
02:25
, última actualización
Local

Los vecinos de la Alameda piden mayor control de los conciertos

Un grupo de vecinos de la Alameda y demás calles adyacentes no aguanta más. La proliferación de conciertos no les deja pegar ojo.

el 15 sep 2009 / 18:13 h.

TAGS:

Un grupo de vecinos de la Alameda y demás calles adyacentes no aguanta más. La proliferación de conciertos hace unas semanas -cinco en siete días- y su posterior "movida" hasta altas horas de la madrugada no les deja pegar ojo. Están de acuerdo con dinamizar el remozado bulevar, aunque no a costa de su descanso.

¿Qué pensaría si noche tras noche tiene un concierto de música cerca de su casa hasta las cinco o seis de la mañana? ¿Y si la posterior tarea de limpieza de Lipasam no les dejara conciliar el sueño hasta las ocho de la mañana, justo cuando suena el despertador para ir al trabajo? Es la pesadilla que ha vivido en primera persona María Ángeles Fontenla y su familia, en la calle Recreo, una de las vías que confluye en el bulevar: "Aquí también vivimos gente trabajadora. Mi hija, por ejemplo, está en plenos exámenes y no puede estudiar en casa. No podemos vivir enclaustrados para evitar el ruido a altas horas de la noche".

Su testimonio coincide con el de Teresa Linares, que tiene su piso junto al Cine Alameda: "Se orinan en el portal. Otros se quedan a dormir en los bancos que hay frente al multicines", comenta preocupada. Y es que como bien puntualizan no están en contra de que la gente se divierta ni de los establecimientos hosteleros de la zona, que, a su juicio, cumplen con el horario de cierre "a rajatabla". Eso sí, no quieren que el Ayuntamiento -promotor de la mayoría de los conciertos- "confunda la libertad con el libertinaje". "Puede haber actuaciones musicales, aunque hasta cierta hora. La Alameda también tiene derecho a dormir y descansar por las noches. Todo es compatible", resumía ayer María Ángeles a los pies de las dos columnas de Hércules junto a otros residentes afectados y representantes vecinales de Casco Histótico-San Lorenzo (Ana Sosbilla), Pumarejo-San Luis (Ángel López Hueso) y la Plataforma por el Derecho al Descanso, entre otros.

El grupo de vecinos afectados por los ruidos también criticó el anuncio por parte del Gobierno municipal de recepcionar las obras e inaugurar la Alameda en diciembre: "Ya la han inaugurado tres veces. Otra vez más". Aseguran que el desagüe del bulevar se atasca con frecuencia cuando llueve. Los vecinos de la calle Recreo dicen que no tienen entrada de emergencias y que le colocaron una farola "sin corriente eléctrica".

El portavoz del PP en el Ayuntamiento, Juan Ignacio Zoido, se comprometió a informarles hoy -previa consulta a Urbanismo- de sí hay prevista alguna actuación en la Alameda tras la inauguración. En su visita a la zona, tildó su situación de "auténtica pesadilla", y dijo que llevará al Pleno "una propuesta para la Alameda y sus calles transversales para solucionar los problemas de seguridad, limpieza, entrada de vehículos de evacuación, limpieza y organización de eventos públicos".

  • 1