Local

Los vecinos de la barriada de la Paz protestan por el derribo de una guardería

Los residente han recogido 847 firmas contra esta decisión que han entregado al Ayuntamiento de Alcalá de Guadaíra, que quiere construir allí un aparcamiento.

el 25 sep 2010 / 17:59 h.

TAGS:

Estado actual de la guardería de La paz.

Los vecinos de la barriada La Paz están en pie de guerra. Ya han recogido 847 firmas contra el derribo de la antigua guardería de la zona y aseguran que están dispuestos a encadenarse al edificio para impedir su derribo. Y es que el Ayuntamiento tiene previsto construir en esta zona una gran bolsa de aparcamientos, lo que ha desatado las quejas entre las personas que viven en los aledaños.

La actitud vecinal no deja de extrañar a muchos, ya que la falta de aparcamientos es una de las principales carencias de esta barriada y ha sido desde hace años una reivindicación vecinal. Sin embargo, aseguran que éste será un aparcamiento disuasorio del Metro "por lo que no podremos usarlo", explica Manuel Rodríguez Galisteo, uno de los afectados.

"Lo peor es que quieren ubicar el aparcamiento en pleno corazón del barrio, sin tener en cuenta los ruidos y gases que producen los coches y sin contar el daño que para los comercios es eliminar la guardería", añade.

Los vecinos han acudido al Ayuntamiento para presentar las firmas recogidas en el registro municipal y también las escrituras originarias de los terrenos, donde queda estipulado claramente que estos 4.000 metros cuadrados sólo podían destinarse a uso escolar. Esos terrenos fueron adquiridos por el Consistorio el 17 de noviembre del 1982, acordando en pleno que estarían dedicados a este uso. Rodríguez explica que "el uso escolar tiene una vigencia de 30 años por lo que hasta 2012 el Ayuntamiento no podría cambiar de uso el suelo".

También se han reunido con todos los grupos políticos, excepto con el equipo de gobierno, al que acusan de no informarles de la obra. En ese sentido, el Ayuntamiento anunció hace meses que este edificio iba a quedar vacío, ya que los alumnos han sido trasladados al colegio al que pertenecen. La separación de las aulas se hizo por falta de espacio y ahora, con las nuevas obras del CEIP Joaquín García, los pequeños han regresado a su centro. Para no desaprovechar ese terreno, el Consistorio decidió ubicar en ellos un aparcamiento con 148 plazas.

  • 1