lunes, 17 diciembre 2018
20:31
, última actualización

Los vecinos de Morón exigen el arreglo de la A-8125

Los moronenses homenajearon a las víctimas de accidentes realizando el trayecto a pie

el 18 may 2014 / 22:30 h.

Marcha a pie por la A-8125 para pedir su arreglo. Foto: María Montiel Marcha a pie por la A-8125 para pedir su arreglo. Foto: María Montiel Un crespón negro en el gallo de Morón de la Frontera expresa que toda la población se encuentra de luto. Su máximo símbolo representa el sentir popular de estos vecinos, quienes desde hace unas semanas se encuentran luchando por la solución definitiva a las deficiencias de infraestructuras que presenta, desde hace tiempo, la carretera que conecta con el municipio vecino de Arahal, la A-8125. Bajo el grito «carretera de Arahal, arreglo ya», se iniciaba en la mañana de este domingo una dura marcha a pie en homenaje a las víctimas de los accidentes de tráfico en esta vía que une la ciudad de Morón de la Frontera con la localidad arahalense. Desde bien temprano, la constituida plataforma ciudadana por el arreglo de la carretera comenzaba una jornada de lucha partiendo del máximo representante de la ciudad. Allí el negro representaba a todas las víctimas de esta vía que «durante los últimos años se ha cobrado vidas en el asfalto en mal estado». Fue mediante la colocación de un crespón negro en la escultura del gallo en la entrada principal de la localidad como estos vecinos han querido representar que su lucha continúa fuerte y que no pararán hasta ver cumplido su objetivo, que no es otro «que den una solución definitiva a esta carretera que se encuentra en unas pésimas condiciones». Es por ello que, de manera simbólica, el negro será el color del gallo de Morón hasta que por fin la plataforma comience a ver los primeros movimientos de arreglo en esta carretera. Tras el acto simbólico, un minuto de silencio daba comienzo a más de cinco kilómetros de marcha hasta llegar al punto kilométrico en el cual se produjo el último accidente con una víctima mortal, un trágico suceso en el que perdió la vida una niña de tan solo cinco años de edad el pasado mes de abril. Y era precisamente ese siniestro la chispa que calentaba los ánimos de un sentir popular que llevaba varios años solicitando que se acometiera, de manera urgente, una mejora en este tramo de la ciudad. Ha sido una marcha difícil, donde los pasos de estos casi 400 vecinos han estado acompañados por los surcos de alquitranado en mal estado. Acompañada por representantes de todos los partidos políticos, la plataforma encaminaba unos duros kilómetros donde muchos han recordado los accidentes en cada curva del trazado. Juan José es un vecino que hacía la marcha comentando que «aunque tendríamos que ser más en estas reivindicaciones, merece la pena seguir peleando por esta causa». Al llegar a la meta, en el último punto negro, «se ha homenajeado a todas las personas que han sufrido accidentes». Los mensajes dedicados a la pequeña Alba, última fallecida en accidente, han emocionado a estos vecinos a quienes ni el calor de la mañana ha amilanado en la marcha. Un ramo de flores y unos aplausos terminaban con otra jornada de lucha que no cesará «hasta que nos podamos reunir con la delegada de Fomento, Granada Santos, para intentar encontrar una posible solución para estas malas infraestructuras». En este sentido, tras el último accidente, el alcalde de Morón de la Frontera, Juan Manuel Rodríguez (PSOE), y su homólogo de Arahal, Miguel Angel Márquez (IU-CA), solicitaban a la Junta de Andalucía el arreglo de la carretera dado su «lamentable» estado de conservación y la ausencia de suficientes garantías, en materia de seguridad vial, a la hora de circular por esta vía. Según los alcaldes, antes de la crisis mediaba un proyecto de reacondicionamiento integral de la carretera, si bien la actuación quedó congelada a cuenta de la asfixia económica de las administraciones. No obstante, la movilización ha sido acogida con fuerza en la localidad, y ha desatado un sentir popular que intentará, granito a granito, que su objetivo se haga realidad.

  • 1