miércoles, 14 noviembre 2018
12:00
, última actualización
Local

Los vecinos de Torreblanca logran frenar un desahucio

Javier, casado y con dos hijas, logra aplazar la orden judicial por la que iba a perder su piso.

el 01 dic 2011 / 23:20 h.

TAGS:

Entidades vecinales y la plataforma 15-M de Torreblanca se movilizaron ayer para frenar el desahucio.

La llamada de auxilio de Javier M. G. ha dado resultado al menos parcialmente. Después de que la notificación de su embargo derivara en su hospitalización y que los últimos intento de frenar su desahucio fracasaran, la movilización de vecinos y familiares ha permitido que él, su mujer, su suegra y sus dos hijas consigan mantener al menos durante 20 días su vivienda y puedan iniciar una nueva negociación. Para frenar el desahucio, decenas de personas se concentraron en la mañana de ayer en la puerta de Torre Hermosa, 34 en apoyo a esta familia y para evitar la ejecución de la orden judicial prevista para ayer. Según fuentes próximas a la familia, la oferta de un familiar de pagar la deuda de las cuotas del último año y medio se está estudiando de forma que se retire la orden de desahucio.

Javier. M. G., vecino de Torreblanca, reside en la vivienda de la familia de su esposa. En 2008, para afrontar gastos domésticos y una rehabilitación "necesaria" hipotecó esta propiedad por 120.000 euros. El préstamo derivó en unas cuotas mensuales de 600 euros. Pero Javier se quedó en el desempleo y luego intentó montar un negocio que no ha dado aún el dinero suficiente para afrontar los pagos. Fue acumulando los recibos, sin decírselo a nadie - "me lo quedé todo dentro", resumía el miércoles- hasta que el pasado viernes recibió una orden de desahucio. Entonces estalló. Y fue hospitalizado tras un intento suicidio. Su familia y sus vecinos descubrieron entonces las dificultades económicas por las que atravesaba la familia. Y se movilizaron. Un pariente acudió a primera hora del pasado miércoles al Juzgado para ofrecerse a afrontar la deuda pendiente. Pero se le indicó que ya era demasiado tarde. Que el desahucio se llevaría a cabo en la mañana de ayer.

Varias asociaciones se movilizaron, entre ellas la plataforma 15-M de Torreblanca, y el resultado fue que decenas de personas acudieron a acompañar a Javier a la puerta de su vivienda para intentar frenar el inminente desahucio. Finalmente, se consiguió. Y al menos la familia de Javier tendrá un plazo de 20 días para renegociar con el banco y tratar de proteger su vivienda.

Javier intenta evitar perder el piso en el que reside con su familia y al mismo tiempo tener que afrontar una deuda de más de 100.000 euros que le quedan por abonar de la hipoteca que pidió en 2008.

  • 1