jueves, 21 febrero 2019
18:33
, última actualización
Local

Los vecinos desalojados de la Renfe volverán a sus casas en seis meses

Los afectados vivirán mientras en pisos alquilados pagados por la Universidad

el 21 jun 2010 / 15:09 h.

Obra del parking de Enfermería.

Los vecinos desalojados de la barriada de la Renfe, en la Macarena, estarán fuera de sus casas al menos seis meses. Mientras, se alojarán en pisos alquilados por la Universidad de Sevilla en el barrio. Así lo explicaron ayer los responsables de la Hispalense y del Consistorio.

 

La intención es que en ese periodo de tiempo, al menos medio año, se analicen y reparen los daños detectados en las viviendas como consecuencia de la construcción de un aparcamiento subterráneo de la Escuela de Enfermería. En la madrugada del pasado 17 de junio, los bomberos tuvieron que desalojar 80 viviendas por el peligro de desplome de una grúa y por las grietas de hasta 16 centímetros aparecidas en algunos pisos. Alrededor de 180 personas tuvieron que salir urgentemente de sus casas.

Los vecinos conocerán en una reunión mañana un plan de actuaciones que incluirá un censo de viviendas de alquiler por la zona de la Macarena y que pretende distribuir las "localizaciones" de acuerdo a la situación de cada familia. Además, se fijarán los traslados desde los hoteles.

Ayer mismo, el delegado del Distrito Macarena, Enrique Lobato, y el vicerrector de Infraestructuras de la Hispalense, Antonio Ramírez de Arellano, se reunieron con representantes vecinales para darles a conocer los detalles técnicos y logísticos del cambio de domicilio, así como la recogida de enseres personales y de muebles que será sufragada por la Universidad.

Para llevarlo a cabo, el Consistorio y la Hispalense realizarán un análisis de necesidades del realojo de cada familia, priorizando las necesidades de las familias numerosas y teniendo en cuenta cuestiones como la proximidad a colegios y guarderías y la atención a las personas de mayor edad.

El Ayuntamiento informó ayer de que la reparación de las viviendas y el refuerzo de la seguridad de la losa de cimentación del foso y de los anclajes de las pantallas se prolongarán durante un periodo aproximado de seis meses. No obstante, los trabajos no arrancarán hasta que no esté terminado el informe técnico.

Igualmente, se les informó del cronograma de actuación propuesto por la dirección facultativa de la promotora de la obra, bajo la supervisión de los técnicos de conservación de la Gerencia de Urbanismo, en el que se estima un plazo de entre dos a tres semanas para concluir los análisis de planimetría, de comportamiento del terreno y estructura de los edificios para lo que están contando con el apoyo de catedráticos especialistas de la Universidad de Sevilla.

Para minimizar los efectos de estos desalojos, la Universidad ha facilitado a las familias plazas de guardería en sus instalaciones, talleres infantiles, acceso a actividades deportivas del SADU y diversos programas de estudio. Además, mantiene el servicio de comedor y el servicio de atención psicológica y social.

Por su parte, la Delegación de Convivencia y Seguridad mantiene un dispositivo en la zona que está en permanente contacto con el operativo de seguridad privada que se ha contratado para la vigilancia de todos los bloques afectados y su zona perimetral para garantizar los bienes de las personas desalojadas. Igualmente sigue operativa la oficina de atención inmediata para todos los afectados en Enfermería.

  • 1