“Los vecinos pagarán más por los servicios con la reforma local”

Fernando Rodríguez Villalobos es el presidente de la Diputación de Sevilla

el 03 ago 2013 / 23:35 h.

Fernando Rodríguez Villalobos.J.M.Espino (Atese) Fernando Rodríguez Villalobos.J.M.Espino (Atese) El presidente de la Diputación de Sevilla, Fernando Rodríguez Villalobos, es una persona que se declara municipalista de los pies a la cabeza y por ello el anteproyecto de ley de la Reforma de la Administración Local que ha aprobado el Consejo de Ministros le gusta muy poco. En su opinión, el Gobierno quiere acabar con la autonomía municipal y privatizar servicios. –¿En qué medida esta reforma afectará al ciudadano? –Pagará más, ya que va a tener que abonar el 100% de los servicios que se prestan desde los ayuntamientos, que ahora pueden estar subvencionados por las administraciones. El Gobierno se ha inventado la figura del coste efectivo, que viene a decir que en cuatro años el coste de los servicios son imputados a las tasas que tendrán que abonar los vecinos. Ahora los servicios pueden estar cofinanciados por el presupuesto municipal, pero con la nueva ley los ayuntamientos no lo podrán subvencionar aunque quieran, lo que supondrá que los ciudadanos tendrán que pagarlos íntegramente. Desde el punto de vista matemático puede estar muy bien, pero a un parado no se le puede hacer pagar el coste íntegro de un servicio y para eso están las administraciones locales, que con su autonomía deciden qué es lo que quieren subvencionar. Por ejemplo, si la recogida de basura cuesta cuatro euros, hay ayuntamientos que aportan para ello un euro y el vecino sólo paga tres, pero con la reforma los ciudadanos tendrán que abonar los cuatro euros del servicio. –Los políticos del PP están cuestionando este proyecto de ley ¿Cree que esta situación puede abrir grietas en el seno popular? –El hecho de que el alcalde de Sevilla y responsable regional del PP, Juan Ignacio Zoido, diga que no ve raro que se puedan recurrir algunos aspectos de la ley es significativo. Además, muchos del partido popular, de puertas para adentro, a mí personalmente me han manifestado que están en desacuerdo con la reforma.  –¿Está presión será de utilidad para que el Gobierno recapacite? –La Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP), que ellos controlan, y la Federación Andaluza de Municipios y Provincias (FAMP), donde no hemos podido manifestarnos porque la tienen secuestrada, han salido ahora pidiendo que se aporten propuestas. Esto se debería haber hecho antes porque ya ha habido tiempo suficiente después de 15 borradores y de que en tres ocasiones se haya retirado del orden del día del Consejo de Gobierno. No obstante, si hay voluntad política se debería de hacer lo que se tenía que haber hecho desde el principio: reunir a la FAMP y en ese órgano, donde están representados los alcaldes de todos los partidos, debatir y aportar ideas, para elaborar un documento y elevarlo al ministerio. Además, los tecnócratas de Madrid deberían venir y explicarnos el contenido de la ley, porque hay muchos conceptos que no entendemos porque no están claros.  –El Gobierno alega que la reforma servirá para ahorrar. –Pues no justifica la mejora de la eficacia y eficiencia ni la reducción de costes por ningún lado. Yo pongo siempre el ejemplo de la cisterna que se estropea en un colegio de un pueblo. Hasta ahora se llamaba al fontanero del municipio y lo arreglaba, pero ahora lo que se prevé que ocurra es que la Junta de Andalucía, porque esta competencia se la retiran a los ayuntamientos, tenga que subcontratar a una serie de empresas, que como mínimo estarán comarcalizadas, con sede en un municipio, para realizar estos servicios en varios pueblos, lo que al final creo que será más caro y menos eficaz porque se tardará más tiempo en dar respuesta a estas averías.  –¿Cree que las ayudas que promete el Gobierno para fomentar la fusión de municipios menores de 5.000 habitantes animarán a estos a unirse? –No habrá ninguno que quiera fusionarse o se contarán con los dedos de la mano. Yo no conozco a ningún municipalista que quiera unir su pueblo con el de al lado, porque cada uno tiene su cultura y sus tradiciones. –La Justicia ha condenado a la Diputación a pagar en solitario el coste del Mundial de Atletismo de 1999 ¿Qué cara se le ha quedado al recibir la noticia? ––En su día hubo un acuerdo entre la Diputación, el Ayuntamiento de Sevilla y el Estado para que la institución que presido asumiese la gestión de ese evento, pero previa financiación por parte de las tres administraciones. Sólo la Corporación provincial ha pagado su parte, mientras que las otras dos administraciones han mirado para otra parte y ahora, para colmo, en base al acuerdo que firmamos, el juez en vez de decir que paguen los que tienen la deuda dice que sea el que se encargó de gestionar el Mundial el que debe asumir todos los gastos. Como no puede ser de otra forma vamos a acatar la sentencia y pagaremos el millón y medio de euros que nos reclaman, pero también la vamos a recurrir. –¿Será un quebranto para las arcas provinciales? –No, porque nos han permitido fraccionar el pago y por ello no se producirá ningún desequilibrio en el presupuesto.  –¿Cuándo se hará efectiva la salida de la Diputación de Fibes? –El proceso está casi finalizado. Se están negociando los últimos flecos y haciendo efectiva la salida de manera responsable, no poniendo en riesgo la vida de Fibes. La decisión de dejar Fibes se debe a que nuestro cometido es prestar servicio a los municipios de menos de 20.000 habitantes, porque para eso se crearon las diputaciones.  –¿En el presupuesto de 2014 seguirá habiendo alguna partida para el Maestranza? –Año tras año hemos ido reduciendo nuestra aportación y creo que en 2014 el dinero del Maestranza se destinará para los teatros y cultura de los pueblos. La intención que tengo es que en el presupuesto de 2014 no vaya ni un solo euro para nada que no tenga que estar en la Diputación como Fibes, Maestranza o Estadio Olímpico. Eso sí, no haré nada que desestabilice el funcionamiento de un ente en el que hemos sido copartícipes de su existencia.  –¿Peligra el Festival de Danza de Itálica tras los recortes del Gobierno central? –Peligra este festival y cualquier evento en el que el Estado haya retirado su participación. Si el Gobierno vuelve a fallar nosotros nos retiraremos. Espero que en la próxima edición el Estado compense lo que no ha aportado este año.  –La Diputación es una administración saneada ¿La crisis puede poner fin a su buena situación económica? –La crisis siempre afecta y cuando se hace balance de las cuentas se nota la merma en los ingresos del Estado. No obstante, haciendo política de ahorro y austeridad hemos sido capaces de seguir adelante con casi 2.000 trabajadores, sin deber nada a nadie, con un superávit de 40 millones de euros de la liquidación de 2012 y con liquidez.  –¿Esto cómo repercute en los pueblos? –Nos hemos convertido en el aval de los municipios para corregir sus desequilibrios presupuestarios en el capítulo de personal y de pago a proveedores. De hecho, el pago a proveedores no se soluciona con el plan de ajuste impuesto por el Gobierno, porque mete en un infierno a los ayuntamientos al tener que abonar unos intereses del 7%. Sin embargo, la Diputación ha puesto en marcha otro plan en el que se facilita a los consistorios la devolución de los fondos que les prestamos y además no cobramos intereses.  –¿A causa de la crisis la Diputación ha tenido que aparcar algunos proyectos? –No, pero ahora hay otras prioridades. Hemos puesto en marcha los planes de emergencia municipal para contratar a desempleados de la provincia. Para ellos ya hemos destinado 30 millones de euros en los dos últimos ejercicios presupuestarios. Este dinero era el que la Diputación ponía antes en manos de los ayuntamientos para los planes extraordinarios de inversiones. Si el Estado nos permite utilizar el superávit de 40 millones que tenemos existe la posibilidad de que pongamos en marcha otro plan extraordinario de inversiones.  –En estos momentos ¿Cuál es su principal preocupación? –Las haciendas locales. Es preocupante que la ley de la reforma local diga que su financiación ya se estudiará en 2014. También me preocupa el pilar del estado del bienestar, que es la dependencia, porque hemos instalado a la sociedad en un nivel aceptable en cuanto a la protección de las personas más vulnerables, pero de la noche a la mañana vemos como la Administración central, fundamentalmente el Estado, deja caer que esto es caro y que debe ser la familia la que lo asuma. Ya la aportación que hacía el Estado a la Diputación para esta materia ha caído más del 40%, también ha bajado el dinero de la Junta, aunque en menor medida, pero nosotros, a pesar de tener menos ingresos para la dependencia, vamos a seguir prestando la asistencia que se viene ofreciendo hasta ahora. Mientras siga siendo presidente de la Diputación voy a quitar de donde sea para que no se vean mermadas las prestaciones que se dan hoy. Si no lo puedo hacer me sentiría frustrado y es lo que me retiraría de la política. No se puede volver a la beneficencia.  –¿Para cuándo la unificación de las empresas de agua? –El Consorcio del Agua está trabajando para que se produzca esta unificación, pero depende de la decisión de los diferentes sistemas de abastecimiento, porque no se puede hacer por imposición. Tenemos que estar todos de acuerdo para ello. Esta unificación será a medio plazo.  –Usted como presidente del PSOE de Sevilla ¿Puede adelantar algo de cómo va a afectar a la estructura del partido que su secretaria provincial, Susana Díaz, asuma la presidencia de la Junta? –Provocará que los responsables del partido en Sevilla tengamos que dedicar más horas al partido. Susana, al tener un cargo regional, no podrá estar tan encima como lo estaba hasta ahora. –¿Habrá cambios en el organigrama del partido? –Lo que sucederá es que los responsables del PSOE en Sevilla tendremos que asumir parte de las tareas que realizaba Susana, porque desde ya está pensando en las ocho provincias.  –¿Con este relevo generacional el PSOE podrá remontar en las urnas? –Este aire fresco, por lo que se percibe en las encuestas, parece que ha gustado, y eso, si se sabe llevar bien y si se ofrece a la ciudadanía andaluza proyectos e iniciativas políticas que ilusionen, creo que va a beneficiar, y mucho, al PSOE en las próximas elecciones. El Partido Popular ha engañado a la gente y eso lo tienen los ciudadanos en la mente y aunque el PSOE no está para tirar cohetes, el descalabro del PP lo tiene que aprovechar y para ello nada mejor que con una mujer que se cree esto y está preparada.  –¿En que medida ha desgastado el caso de los ERE al PSOE y al Gobierno andaluz? –Ha afectado, no nos podemos engañar, aunque en este caso de los ERE hay grandes diferencias. No es lo mismo un profesional que ha cometido un fallo administrativo, propio de alguien que está moviendo papeles y que no tenía ningún fin lucrativo, que un chorizo que se lleva el dinero. Además la derecha airea este caso para tapar sus vergüenzas de otros territorios  –¿Entiende el malestar que hay entre la ciudadanía con ustedes por este presunto caso de corrupción? –Sí y por eso hay que limpiar la imagen del político y de la Administración pública, porque sinceramente la inmensa mayoría de los que trabajamos al servicio público somos gente honrada de los pies a la cabeza y sólo cuatro o cinco garbanzos negros son los que enturbian. Por eso, los que somos honrados reclamamos contundencia, que se limiten los plazos y que no haya tanto reality show.

  • 1