Local

Los vecinos podrán cruzar todo el Centro sin restricciones

Movilidad no aplicará la división en cuatro sectores a los residentes

el 05 may 2010 / 21:05 h.

El concejal de Movilidad, Francisco Fernández, anunció ayer en el pleno del distrito Casco Antiguo que la prohibición de cruzar en coche los cuatro sectores en los que se va a dividir el Centro no afectará finalmente a los residentes de la zona. La propuesta, solicitada por el delegado del distrito y concejal de IU José Manuel García, ha sido finalmente aceptada y los residentes podrán circular de forma "ilimitada" por los cuatro sectores, que entrarán en vigor el próximo mes de septiembre, según confirmó el concejal.

 

La restricción, que será controlada con las 20 cámaras que se empezaron a instalar hace ya varias semanas y acabarán de colocarse en unos días, sí afectará al resto del tráfico privado, al que se indicarán las salidas que deben emplear. No se verán afectados los servicios públicos de taxi y autobús, los clientes de hoteles que hayan pedido autorización para su vehículo, ni tampoco las motos y bicicletas.

La restricción se pondrá en marcha para evitar un excesivo tráfico en el Centro, por lo que se impedirá que esta zona pueda cruzarse entre los cuatro sectores en los que quedará dividida.

Los que no sean residentes sólo podrán permanecer en cada uno de estos sectores durante 45 minutos, y siempre sin cruzar al sector aledaño, ya que ambas infracciones serán multadas.

Fernández recordó que también se han cambiado de sentido varias calles para limitar la entrada de coches y evitar tener que instalar el doble de cámaras para controlar un excesivo número de accesos al Centro. Las calles que cambian de sentido son Luis Peraza, Fray Luis Sotelo, Alonso Vázquez, Macarena con Muñoz León, Macarena; Gallo, Verónica, Pascual de Gayangos, Guadalete y el último tramo de Lumbreras.

Fernández, que informó al distrito del funcionamiento del nuevo sistema de forma pormenorizada, recordó que las 20 cámaras instaladas, que "en breve" entrarán en periodo de pruebas, están conectadas con el Centro de Control de Trafico. Hay once cámaras de control de acceso y nueve que registran las salidas, para verificar si el vehículo ha sobrepasado el tiempo autorizado. Además, las cámaras tendrán también conexión informática con los aparcamientos públicos del Centro, cuyos usuarios también podrán sobrepasar los 45 minutos establecidos, que se han fijado para evitar los interminables recorridos en busca de sitio para aparcar en la calle.

A partir de ahora comenzará una fase experimental, a la que seguirá una de pruebas en la que ya sí se realizarán notificaciones de las multas, aunque sólo de modo informativo, según explicaron fuentes municipales. El 31 de agosto finalizará esta fase, de forma que en la primera quincena de septiembre las sanciones económicas comenzarán a aplicarse de forma general.

El delegado del distrito se mostró ayer satisfecho porque "se mejorará la movilidad de la zona, por lo que es una buena medida para el Casco Antiguo". Recordó que tras la peatonalización de la Alameda y la implantación del sentido único en la Ronda, IU propuso el cambio de sentido de Jesús del Gran Poder puesto en marcha en abril para minimizar los desajustes producido. También lo ha pedido en Bécquer.

  • 1