Cultura

Los 'Watchmen', al descubierto

El cómic de superhéroes Watchmen, dibujado por Dave Gibbons y escrito por Alan Moore, desvela todos los detalles de su creación en Watching the watchmen, un volumen que ya está a la venta en España.

el 15 sep 2009 / 23:21 h.

El cómic de superhéroes Watchmen, dibujado por Dave Gibbons y escrito por Alan Moore, desvela todos los detalles de su creación en Watching the watchmen, un volumen que ya está a la venta en España, sólo unos días antes del estreno de la adaptación cinematográfica.

Cartas, anotaciones, bocetos y páginas originales del guión de Alan Moore componen este volumen inédito, publicado por Norma Editorial, en el que el propio Dave Gibbons detalla el proceso creativo de "uno de los cómics más vendidos de la historia" y "el mejor cómic de superhéroes", según el editor de este volumen, Alex Fernández. La obra de Gibbons y Moore fue considerada por la revista Time como una de las cien mejores novelas en lengua inglesa desde 1923, en una lista en la que el cómic convivía con The sound and the fury de William Faulkner, 1984 de George Orwell o Rabbit, Run de John Updike.

El editor de Watching the watchmen califica este viaje a las profundidades de Watchmen como "una delicatessen" porque ofrece documentos originales inéditos que los seguidores del clásico pueden ver por primera vez. Gibbons, de 59 años, cuenta en esta obra cómo llegó Watchmen a las librerías desde su primer encuentro con Alan Moore y aclara que ha eludido el "escándalo" y el "sensacionalismo" porque el volumen está "destinado a la celebración de un logro artístico". "Todo lo que hace Moore es polémico", asegura Alex Fernández, porque siempre quiere ir "más allá" y romper con los convencionalismos. A pesar de alimentar muchas críticas, "todos los escritores de cómic han intentado hacer su propio Watchmen".

Prestigio. Watchmen, que se convirtió en 1988 en la primera novela gráfica ganadora del Premio Hugo, está ambientada en 1985, en el final de la Guerra Fría, y deconstruye la realidad de la carrera nuclear con una paradoja temporal, un escenario futurista con trasfondo político, como el de V de Vendetta, cuyo guión también escribió Allan Moore. Alan Moore imaginó el asesinato de los periodistas que descubrieron el escándalo del Watergate en 1972 y permitió, en su ficción, que Richard Nixon disfrutara de un quinto mandato. Desde que empezó el intercambio de ideas en las reuniones y conversaciones telefónicas entre Moore y Dave Gibbons, ambos presentían que la obra que iban a crear iba a ser "una historia alternativa" a los cómics de superhéroes del momento.

Moore y Gibbons reconstruyeron en Watchmen el arquetipo convencional del superhéroe, presentando a sus personajes como gente real con sus valores y fracasos. Desde el primer dibujo a lápiz hasta la portada final, Gibbons explica en Watching the Watchmen cómo nacieron personajes como Rorshach o el Dr. Manhattan, el por qué de la estructura en nueve viñetas o la construcción de la peculiar narrativa.

La serie de doce números fue publicada en 1986 por la editorial estadounidense DC Cómics, que buscó artistas fuera de sus fronteras y les dio la oportunidad de proponer sus propias creaciones. Moore y Gibbons crearon un mundo "al margen del universo de DC, a pesar de formar parte de la editorial" -dice Fernández- porque "reinventaron el personaje superheroico".

La obra, que se reeditó, en respuesta al éxito, en un volumen completo, concede un capítulo para cada uno de los doce números de la serie, e incluye reacciones del mundo del cómic de los 80.

Zack Snyder, que ya llevó a la gran pantalla el cómic 300, de Frank Miller, se ha inspirado en Watchmen para dirigir su última película. El conflicto entre productoras por la compra de derechos no ha impedido que la película llegue finalmente a las pantallas y se estrenará en todo el mundo este viernes.

Además, estos días Norma Editorial publica Wacthmen, el libro de la película y El arte de Watchmen, que se adentran en los diseños de la película, desde el vestuario a los escenarios.

  • 1