Local

Luis Bárcenas solicita baja temporal como militante y deja definitivamente sus funciones como tesorero

El líder popular no aclara si el partido seguirá pagando el abogado del senador.

el 08 abr 2010 / 10:02 h.

TAGS:

 

El senador Luis Bárcenas presentó ayer por la mañana su dimisión definitiva como tesorero del PP y solicitó su baja temporal en el Partido Popular después de verse acorralado tras el levantamiento de 50.000 folios del sumario del caso Gürtel, que señalan que cobró 1,3 millones de euros de la trama de corrupción liderada por Francisco Correa.

Bárcenas calificó de "dolorosa" su decisión y lamentó el "daño irreparable" que se le ha hecho tanto a su familia como a él. Asimismo, aseguró sentirse utilizado como un "instrumento" en contra del Partido Popular y de su presidente, Mariano Rajoy. Éste, que no había hecho declaraciones desde que se levantó la segunda parte del secreto de sumario, insistió ayer en la inocencia de Bárcenas.

"Lo ha hecho [pedir la baja] porque así lo piensa, para defenderse mejor y servir mejor al partido", añadió el líder del PP antes de decir: "Y lo ha hecho después de que quede acreditado que no había trama de financiación irregular, sino que unas personas se han aprovechado de algunos militantes del partido para hacer lo que no debieran e incumplir manifiestamente la ley".

A pesar de esa firmeza que intentó demostrar, Rajoy no contestó a la pregunta de si su partido seguirá pagando la defensa judicial de Bárcenas. Se le preguntó también si seguirá formando parte del grupo Popular en la Cámara Alta y confesó que no lo sabía con certeza. "Va a continuar como senador en el grupo Popular, supongo claro. No lo sé. La verdad es que lo tendrá que decidir el grupo Popular en el Senado", apuntó.

También aprovechó su intervención para anunciar que en la próxima reunión del Comité Ejecutivo Nacional de su partido propondrá como nuevo tesorero al ex ministro José Manuel Romay Beccaría, de 76 años, quien se declaró "muy honrado" tras conocer la noticia. Tanto Rajoy como Beccaría estuvieron ayer en Sevilla en el almuerzo que el ex presidente del Gobierno, José María Aznar, celebró para celebrar el congreso del partido que en 1990 le aupó a la presidencia.

Durante la comida, el ex presidente pidió al partido que sea "implacable" contra la corrupción y que, por esta razón, "no tolere nunca ni minimice" las conductas corruptas, y mostró su agradecimiento por "la determinación política" de los populares para "demostrar" que el partido "era y debe seguir siendo incompatible con la corrupción". Tras defender que la "buena política es siempre una política ética", pidió a los populares que estén "alerta" para "no restar nunca valor a la honradez" y "no tolerar nunca ni minimizar la corrupción".

Más firmeza. Esta tormenta desatada en el Partido Popular está provocando también una importante división de opiniones en las filas populares. Muchas de ellas coinciden con el PSOE en que Rajoy está siendo tibio. El ex diputado del PP Luis Ramallo consideró ayer que Bárcenas es "inocente aunque las apariencias sean otras" pero, aún así, le pidió que abandone su escaño en la Cámara Alta para "quedar bien y ayudar a su partido" y que "dentro de un año y medio, cuando ya se arregle todo, vuelva al Senado".

Más crítico se mostró el secretario general del PP balear, Miquel Ramis, quien consideró ayer que el PP "debe pedir perdón por las cosas que ha hecho mal", a lo que reconoció no sentirse "orgulloso" de determinadas actuaciones realizadas dentro del partido. Mientras, desde los bancos de del PSOE, la postura fue mucho más clara. Así, la vicepresidenta del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, censuró la "opacidad e indefinición" del PP ante los datos revelados sobre el caso Gürtel y reprochó a sus dirigentes que en público exijan austeridad en el gasto mientras que en privado "repartan los contratos públicos entre los amigos y los amiguitos".

Por su parte, la secretaria de organización del PSOE, Leire Pajín, recalcó que no estaba sorprendida por el silencio mostrada hasta ayer por Rajoy porque, "debe pensar que el silencio le protege". "El silencio ni protege al PP ni a la transparencia de la política, ni mucho menos a él", enfatizó. Así, afirmó que, en su opinión, Rajoy "se equivoca" con esa actitud. Por último, el senador del PNV, Iñaki Anasagasti, afirmó ayer que a Rajoy le ha faltado "valentía" y que las nuevas generaciones de este partido deben pedir la salida de Bárcenas del Senado.

 


  • 1