Deportes

Luis Fabiano: de pichichi del equipo a suplente de lujo

No corren buenos tiempos para Luis Fabiano. Mientras su nombre circula por todo el planeta cada vez que juega y brilla con la selección brasileña, en el Sevilla, por diferentes motivos, las cosas son muy distintas. Entre lesiones, sanciones y decisiones técnicas, su aportación ha caído en picado.

el 16 sep 2009 / 02:00 h.

No corren buenos tiempos para Luis Fabiano. Mientras su nombre circula por todo el planeta cada vez que juega y brilla con la selección brasileña, en el Sevilla, por diferentes motivos, las cosas son muy distintas. Entre lesiones, sanciones y decisiones técnicas, su aportación ha caído en picado.

La pasada campaña a estas alturas, O Fabuloso era un serio candidato a conquistar el Trofeo Pichichi de la Liga española e incluso peleaba por la Bota de Oro con el mismísimo Cristiano Ronaldo, junto a Messi y Kaká uno de los mejores futbolistas del mundo en la actualidad. Hoy, un año después, su situación no se parece en nada a aquélla. Si entonces era el máximo goleador del equipo con 23 dianas en 26 partidos, ahora suma sólo seis en 22 encuentros. Hasta once compañeros han tenido más minutos de juego en Liga que él, y esto, siendo uno de los futbolistas con más caché del Sevilla, no deja de sorprender.

Las razones del cambio que ha experimentado su situación son de diversa índole. Hasta hace sólo unos días, diferentes lesiones y sanciones impedían al delantero brasileño gozar de la continuidad que siempre reclamó y que, vistos los resultados a posteriori, siempre le ayudó a mejorar su rendimiento. Ahora, lo que le impide jugar no es otra cosa que la decisión del técnico de apostar por otros futbolistas.

Manolo Jiménez le dejó inicialmente en el banquillo en Mestalla frente al Valencia y el pasado domingo en el Sánchez Pizjuán ante el Real Madrid. En la semana posiblemente más dura de toda la temporada, O Fabuloso sólo ha sido titular frente al Barcelona. Noventa minutos sobre el césped y cero goles en su cuenta particular ha sido su pobre bagaje en estos tres partidos, de especial importancia para el Sevilla y todos ellos perdidos.

Que el otrora pichichi del equipo, a quien el pasado verano se amplió contrato tras muchos meses de negociaciones, sea carne de suplencia cuando equipo más necesita a sus mejores futbolistas tiene una lectura clara: el planteamiento de los partidos, los rivales que hay enfrente, siguen pesando mucho, y, dados los resultados, la apuesta de Jiménez no ha sido ganadora.

Con independencia de esos últimos encuentros, la temporada de Luis Fabiano se asemeja más a la primera que vivió como jugador del Sevilla que a las posteriores. En esa campaña 2005/06, el brasileño marcó un total de cinco goles en Liga, es decir, uno más que los que lleva en este campeonato. Su rendimiento sí ha sido bueno en una competición como la Copa del Rey, logrando hasta siete goles. A ellos hay que añadir los dos que consiguió en Copa de la UEFA, lo que le permite situarse como segundo máximo realizador (15 goles) del Sevilla tras Kanouté (20) sumando todas las competiciones.

La cuestión es saber si viendo el bajón del equipo en las últimas fechas dejarle en el banquillo y dar el puesto a otros jugadores es la mejor decisión posible.

  • 1