Deportes

Luis Fabiano, Kanouté y Squillaci tienen en vilo a Manolo Jiménez

Los tres futbolistas acusan problemas físicos y u presencia ante el Rangers está en el aire. Mientras, Adriano y Escudé aceleran el paso y podrían reaparecer.

el 06 dic 2009 / 21:24 h.

El bético Álex Ortiz se anticipa a Álex Arias

El Sevilla prepara desde ayer su encuentro contra el Rangers, último de la fase de grupos de la Liga de Campeones. El empate frente al Valladolid ha acentuado la racha de juego y resultados -tres partidos consecutivos sin ganar- y, para ponerle fin, nada mejor que certificar el pase a octavos como primero grupo. El problema es que a esta mala racha se suma una incógnita que no deja de ser inquietante: Kanouté y Squillaci. Tal como está el panorama, mejor sería que pudieran alinearse frente al Rangers.

Kanouté se entrenó al margen del grupo, bajo la supervisión del recuperador Sergio Domínguez. El delantero franco-malí evoluciona bien de las molestias en el brazo que le impidieron estar a disposición del técnico ante el Valladolid, según el parte médico. Habrá que ver cómo responde en estas próximas horas, pero la lesión, por desconocidas sus molestias en el brazo, ha causado sorpresa y también cierta inquietud.

También anda entre algodones otro futbolista de mucho peso específico en el equipo: Squillaci. El internacional francés, que fue sustituido el pasado sábado en el descanso, sufre unas molestias en su tobillo izquierdo y también debe someterse a pruebas médicas en las próximas horas. La posible ausencia de estos tres futbolistas es una preocupación para Manolo Jiménez, que intenta apurar para saber con qué efectivos podrá contar frente a los escoceses.

ADRIANO Y ESCUDÉ, A PUNTO. La buena noticia para Jiménez es la mejoría de Adriano y la progresiva adaptación de Escudé a su máscara protectora. El brasileño fue ayer uno más en el entrenamiento, tanto en la parte física como en los ejercicios con balón y el partidillo, donde se le vio bien. Las sensaciones de Adriano han sido muy buenas, según los médicos. El francés, por su parte, trabajó al mismo ritmo del grupo y disputó también el partidillo con su máscara. Jiménez les necesita.

  • 1