Deportes

Luis Fabiano se desespera con Jiménez

El delantero echa de menos en el Sevilla la confianza que le da Dunga en la selección. José Fuentes, su agente, califica de "capricho" el cambio de Stuttgart.

el 28 oct 2009 / 20:39 h.

Luis Fabiano, pensativo durante un entrenamiento.

Luis Fabiano sigue sin ser todo lo feliz que él desearía, y la razón es la de siempre: quiere jugar más en el Sevilla. Se enfadó tras ser sustituido en Stuttgart y, a tenor de sus palabras, queda claro que no está digiriendo bien algunas decisiones de Manolo Jiménez, en quien echa de menos la confianza que Dunga le da cuando va a la selección. Tampoco entiende la situación José Fuentes, el agente del jugador, quien, además, ve "precipitado" hablar de una posible renovación pese a que hace sólo unos días O Fabuloso dijo que está dispuesto a firmarla.

"El futbolista lo que quiere es jugar, y no quedarse fuera del campo. Yo respeto todas las decisiones, pero también tengo derecho a enfadarme. Siempre las respeto, pero veo que Dunga me ha dado toda la confianza con la selección y que allí juego siempre y pensaba que aquí iba a ser igual", ha comentado con cierta desesperación Luis Fabiano en Radio Marca, apuntando su deseo de "ayudar al Sevilla jugando y marcando goles, que es lo que importa".

Las palabras del internacional brasileño no son nuevas, y tanta repetición en forma de queja cansa ya en el club. Sin ir más lejos, el propio José María del Nido le mandó un recadito a través de los medios de comunicación la pasada semana, antes de viajar a Stuttgart. "Estamos acostumbrados a ese tipo de declaraciones que se producen allí (Brasil) y se desmienten aquí, con lo cual lo que hay que hacer es no echarle mucha cuenta", dijo el presidente, al que no gusta nada ver sacar tantas veces los pies del tiesto.

El último en pronunciarse ha sido José Fuentes, agente del delantero. "No podemos olvidar que cada futbolista y cada entrenador es particular. Hay que reconocer que Dunga le otorga el 150% de confianza y sabe que con él va a jugar, porque puede pasar a lo mejor sesenta minutos sin que le llegue un balón y no por eso le va a sacar del campo, sino que le deja y en el minuto 89 mete un gol", explica a Europa Press sobre la queja de su representado.

EL "CAPRICHO" DE JIMÉNEZ. Pero Fuentes no se queda ahí. "Me llamó tras el partido -de Copa- y le encontré feliz por haber metido dos goles. El enfado fue más después del partido de Stuttgart, cuando le sacaron al descanso. Yo creía que era por lesión, pero luego me enteré de que fue por decisión del entrenador. Imagino lo enfadado que estaba porque yo me encontraba a quince mil kilómetros y, con perdón por la palabra, me encojoné cuando me enteré de que era por capricho. Imagino cómo estaba él de encojonado también", afirma.

Fuentes, pese a todo, sabe que nadie le puede garantizar jugar siempre: "Tiene que disfrutar de la titularidad. Es un jugador particular, pero porque sólo los genios son particulares y él es un artista. Pero que necesite y exija que le den la titularidad es complicado. No creo que en ningún equipo le puedan decir que va a ser titular al cien por cien".

Respecto a la posible renovación del contrato que le une al club, el agente dice que ahora mismo no hay "absolutamente nada". "Estamos a un año y medio del final del contrato y están por delante la Champions, la Liga, la Copa y el Mundial. No es momento para hablar de ello, porque es un poquito precipitado y prematuro. Lo que hay que hacer es dejarle tranquilo, que juegue, y después yo ya veré con él si hay que renovar o no".

  • 1