Local

Luis Gordillo y Josefina Molina: retrato de la "superación andaluza"

La Junta nombra Hijos Predilectos al pintor y a la cineasta por haberse impuesto a la adversidad

el 21 feb 2012 / 12:28 h.

TAGS:

Josefina Molina y Luis Gordillo.

El Consejo de Gobierno acordó ayer conceder las distinciones de Hijo Predilecto de Andalucía de 2012 al pintor vanguardista Luis Gordillo, premio Velázquez a las Artes Plásticas en 2007, y a la cineasta Josefina Molina, que hace tres días recibió el Goya de Honor a toda una carrera como directora. La Junta ve en ellos, y en las otras once personalidades que han sido distinguidas con la Medalla honorífica, un "ejemplo de la fortaleza de Andalucía para superar dificultades en situaciones peores que la actual", apuntó ayer la consejera de Presidencia, Mar Moreno. Entre los premiados, sobresale este año la presencia de tres empresarios y un financiero. El año pasado, el presidente de la patronal andaluza, Santiago Herrero, decidió no asistir a la entrega de galardones en protesta porque la Junta no había incluido a ningún empresario entre los hijos ilustres ni en la lista de medallas de honor.

La personificación de Andalucía en 2012 -cinco mujeres, ocho hombres- recae este año en una profesora, un médico y científico, un cantaor flamenco, dos pintores, un actor y una directora de cine, una jueza, un empresario, una ganadera, un banquero y una empresaria que preside una entidad social para la integración de inmigrantes. Las personas que, el próximo 28 de febrero, Día de Andalucía, recibirán la máxima distinción de la comunidad representan, según la Junta, "el espíritu de superación de esta región, la apuesta por el progreso, la superación de las dificultades, el empeño por alcanzar la excelencia, la confianza en el presente y en el futuro de Andalucía".

Moreno comenzó ayer enumerando las once medallas por el nombre de Adelaida de la Calle, rectora de la Universidad de Málaga desde 2004 y presidenta de la Conferencia de Rectores de España, seguido de José Luis García Pérez, científico granadino que dirigió un grupo de trabajo en el Banco Andaluz de Células Madres y que actualmente trabaja en el Centro Pfizer-Universidad de Granada, centrado en la investigación del genoma y la cura del cáncer; el cantaor catalán Miguel Poveda, hijo adoptivo de la provincia de Sevilla, y embajador del flamenco dentro y fuera de España; el pintor de Ayamonte Florencio Aguilera, reconocido paisajista de las costas onubenses; el empresario sevillano Juan Ramón Guillén, presidente de Acesur, grupo líder del sector del aceite de oliva en España, con exportaciones a más de 70 países; la ganadera gaditana Francisca García Ramírez, que pertenece a una familia con cinco generaciones de ganaderos, y ayudó a recuperar la cría de oveja merina de Grazalema, especie autóctona de la que sólo quedan 6.000 cabezas en Andalucía; la empresaria Concepción Yoldi, presidenta de la Fundación Persán, que facilita la acogida e integración laboral de inmigrantes; la magistrada granadina Inmaculada Montalbán, vocal del Consejo General del Poder Judicial y presidenta del Observatorio contra la Violencia Doméstica y de Género; el almeriense Antonio Pérez Lao, presidente de Cajamar, principal grupo cooperativo de España; el actor cordobés Rafael Álvarez El Brujo, Medalla de Oro al Mérito en las Bellas Artes en 2002, por su contribución al teatro y al cine, y por último el general de Brigada de la Guardia Civil José Fernández Ortega, 40 años en el servicio activo, en los que impulsó, entre otros, un programa para la atención a las víctimas de violencia machista.

El pintor sevillano Luis Gordillo y la cineasta cordobesa Josefina Molina recogen el relevo de los Hijos Predilectos del año pasado, el vicepresidente socialista Alfonso Guerra y la galerista de arte Juana de Aizpuru.

Gordillo, que se mostró emocionado por haber sido reconocido al fin en su tierra, es desde hace años un referente internacional de la creación pictórica española. Para una persona que lleva viviendo fuera de Sevilla desde la década de los 50, dijo, recibir estas noticias le ponen "sentimental". "Cuando me fui de Sevilla era un don nadie y después de trabajar mucho he conseguido un cierto nivel", indicó Gordillo, que nació en la capital andaluza en 1934. Ahora, se acuerda de aquellos primeros años. "Con estos galardones uno se siente muy sevillano", reconoció.

El pintor se distinguió en el abstraccionismo en sus inicios, siguiendo los pasos de Tàpies, Wols y Jean Fautrier, y está considerado como el mejor intérprete español del arte pop en los años 60. Sus obras están, entre otros, en el Reina Sofía de Madrid, en la Fundación la Caixa y el MACBA de Barcelona y en el Centro Andaluz de Arte Contemporáneo de Sevilla.

La cineasta Josefina Molina, que el domingo pasado no pudo recoger el Goya de Honor por complicaciones con un resfriado, aseguró que 2012 es "su año" y agradeció la distinción "entre los muchos y maravillosos Hijos Predilectos de Andalucía". Molina empezó su carrera al fundar una compañía de teatro en Córdoba y es autora de películas como Función de noche (1981), su mayor éxito, Esquilache (1989) y La Lola se va a los puertos (1993).

El Gobierno andaluz echó mano de un discurso de autosuperación, que proyectó en las biografías de los 13 galardonados. "En Andalucía no estamos ni resignados ni hastiados, ni siquiera cansados. Nuestra realidad es la de ocho millones y medio de historias personales bien asentadas en una sociedad con un amplio sostén colectivo para desafiar diariamente las dificultades".

  • 1