Local

Luna reitera en el TSJCV que no sabe quién le dio el informe de Gürtel y dice que lo encontró en su mesa

Fiscal pide la absolución mientras que el PP solicita inhabilitación por ser "increíble" que el escrito le llegara de forma anónima.

el 05 abr 2011 / 14:38 h.

TAGS:

El portavoz del PSPV en Les Corts Valencianas, Ángel Luna (i) junto al secretario general, Jorge Alarte.

El portavoz del PSPV en las Cortes Valencianas, Ángel Luna, ha reiterado este martes en la sala de lo civil y penal del Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana (TSJCV) que le juzga por encubrimiento, que no sabe quién le facilitó el informe secreto sobre el 'caso Gürtel' que exhibió en la tribuna de oradores de la Cámara, y ha asegurado que lo encontró encima de la mesa de su despacho en el parlamento valenciano. También ha afirmado, cuando el tribunal le ha dado la última palabra, que no tiene intención de encubrir "a nadie".

Luna ha llegado al Palacio de Justicia sobre las 10.10 horas, acompañado por el secretario general del PSPV, Jorge Alarte, y por diversos diputados socialistas en las Cortes Valencianas. También ha acudido al juicio el exdelegado del Gobierno en la Comunidad Valenciana, Ricardo Peralta. Sobre las 10.35 horas, tal y como estaba previsto, el tribunal -compuesto por los magistrados Pilar de la Oliva -residenta del TSJCV-, José Flors y Juan Climent- ha ordenado el inicio de la vista, que ha comenzado con la lectura de las conclusiones provisionales de cada parte.

En la sala se encontraban, entre otros, los parlamentarios y dirigentes socialistas Joaquim Puig; Manuel Mata; Consuelo Català; Víctor Jiménez; Ana Noguera; Antonio Torres y Francesc Signes. Todos ellos ocupaban los cuatro primeros bancos de la sala, mientras que los periodistas se encontraban en el último, el quinto.

Luna ha basado su declaración en defender que el informe de Gürtel le llegó de forma anónima, en un sobre cerrado, con su nombre escrito a mano. También ha insistido en que "no podía saber" si el escrito se encontraba bajo secreto de sumario. "No tenía conocimiento", ha señalado.

Ha relatado que sabía de la existencia de este informe por las publicaciones de varios periódicos en 2009 y 2010. A partir de este momento, hicieron varias preguntas parlamentarias sobre el tema, pero no obtuvieron respuesta. Aquí, al ser preguntado por la acusación si hizo alguna gestión "activa" para conseguir el escrito, ha respondido que "no".

Transcurrido un tiempo, ha explicado que se encontró el informe dentro de un sobre encima de su mesa en el despacho de las Cortes Valencianas. "No sé quién me lo hizo llegar", ha reiterado. Así, ha relatado que los diputados reciben "muchos documentos todos los días", y algunos anónimos, porque las personas "temen represalias y procuran mantener el anonimato para protegerse". Ha indicado que él abre todos los sobres que le llegan, y que en este caso no se preocupó por su seguridad porque "noté que era papel y que no había cables".

Cuando vio el informe, ha señalado que sintió una "pequeña satisfacción" porque pensó en utilizarlo parlamentariamente. Ha dicho que no se lo dijo a nadie, y que tras exhibirlo en el parlamento lo guardó en su despacho o en la zona común del partido. "Y es posible que esté todavía allí, no puedo saberlo", ha dicho. En este punto, al ser preguntado por si lo había buscado "activamente", ha respondido que sí. Según Luna, tras utilizarlo en la sesión de control y tener acceso a este documento al estar personado el PSPV en la parte de Gürtel que se investiga en el Tribunal Superior de Justicia de Madrid, lo "perdió de vista".

Además, al ser preguntado por si pensaba que su acción era delictiva, ha contestado: "no estaba dentro de mis preocupaciones parlamentarias". Cuando el tribunal le ha dado la última palabra, momentos antes de dejar el caso visto para sentencia, Luna ha indicado que no tiene intención de encubrir a nadie, "no la he tenido nunca, porque tampoco sabría a quién encubrir", ha dicho. "A lo largo de estos meses se ha hablado 20 veces más en los medios de este procedimiento que del fondo del asunto, lo que constituye la primera victoria del PP", y si hay sentencia condenatoria, "será la segunda victoria", y "por su opacidad, no la merecen", ha comentado.

CUATRO TESTIGOS

Al juicio estaban citados a declarar, en calidad de testigos, cuatro personas más, entre ellas, el secretario general del PSPV, Jorge Alarte, por decir que el informe lo filtró "un militante del PP resentido". El socialista, al ser preguntado por si tenía conocimiento de la existencia de este informe, ha contestado: "evidentemente leo la prensa". También ha dicho que Luna no le comentó su contenido, ya que "como portavoz socialista, tiene toda la autonomía para decidir día a día".

Ha aseverado que a él no le informan de "todo lo que llega a las Cortes", y ha indicado que sus declaraciones sobre quién entregó el informe suponen una "tesis subjetiva" y "no unos datos objetivos". "Si hubiera tenido algún dato o información, me hubiera puesto a disposición de los órganos jurisdiccionales, porque es mi deber como ciudadano".

Por su parte, el jefe de seguridad en las Cortes Valencianas ha explicado el procedimiento "lógico" cuando llega una persona anónima con un sobre para un diputado. Ha relatado que si no se sabe la procedencia, "lo normal es no abrirlo y llamar a la seguridad de las Cortes", y ha señalado que éstos pueden llegar por valija de Correos, por otras administraciones, por una persona particular o por certificado. También ha dicho que los sobres "no quedan registrados".

CONCLUSIONES

La acusación, ejercida por el PP, ha solicitado que se le condene a Luna por un delito de encubrimiento, "por ocultar o inutilizar" un informe secreto. Por este motivo, solicita la inhabilitación especial para empleo o cargo público durante dos años y nueve meses, así como una multa de 26.250 euros -a razón de 50 euros diarios durante 17 meses y 15 días-.

El letrado, que ha insistido en la "importancia" de no haber perdido el informe, ha afirmado que Luna "debe saber quién le hizo llegar" el escrito, y ha indicado que "ha explicado una versión que no se mantiene". "Es increíble considerar que le llega de forma anónima y que ni tan siquiera lo comenta con nadie", ha señalado.

Por su parte, el fiscal, que ha asegurado no entender por qué la acusación pide inhabilitación cuando en este delito "jamás se puede imponer", ha explicado que ha hecho todos los esfuerzos necesarios para ver si podía acusar, pero no lo ha conseguido. "La acusación es un camino sin salida y sin retiro posible", ha dicho.

También ha señalado que no puede resolverse el delito de encubrimiento sin esclarecerse previamente el de revelación de secretos -que se sigue en Madrid-, es decir, el del autor responsable de hacer llegar el documento a Luna. "Puede ser posible que el documento lo haya extraído alguien de la administración de Correos, del servicio de limpieza o del de informática; o se haya revelado antes de su incorporación en la causa. No ha quedado acreditada ni practicada ninguna prueba sobre este extremo", ha afirmado.

La defensa de Luna ha solicitado también la libre absolución y ha señalado que el síndic tenía la "convicción" de que el documento no formaba parte del secreto de sumario ya que, de hecho, meses antes lo habían publicado algunos medios de comunicación "y nadie se había querellado contra ellos". Por este motivo, entiende que no hay ningún deber de denuncia y se ha preguntado cómo es posible que quisiera encubrir a un autor "que no sabe quién es". "No hubo dolo ni intención", ha mantenido.

  • 1