Cultura

Luz verde a la polémica Ley de Cine

El Congreso de los Diputados aprobó ayer definitivamente el Proyecto de Ley de Cine tras incorporar cinco de las seis enmiendas aprobadas en el Senado y rechazar la más polémica, relativa a la nacionalidad del director y de las películas.

el 14 sep 2009 / 21:46 h.

El Congreso de los Diputados aprobó ayer definitivamente el Proyecto de Ley de Cine tras incorporar cinco de las seis enmiendas aprobadas en el Senado y rechazar la más polémica, relativa a la nacionalidad del director y de las películas. Con el ministro de Cultura, César Antonio Molina, en las bancadas del Gobierno, y una nutrida representación de cineastas, como Alejandro Amenábar o Álex de la Iglesia, en la tribuna de invitados, el último Pleno del Congreso de la legislatura ha debatido un texto que, tras un largo y difícil proceso, ha alcanzado el acuerdo del arco parlamentario.

"Hoy culminamos el proceso de tramitación de una ley oportuna, querida, útil y que da un impulso serio y potente al sector", resumió el portavoz en materia de Cultura del Grupo Socialista, Antón Louro, para quien el Parlamento ha enriquecido y fortalecido un texto que dará estabilidad al fondo de ayuda a la cinematografía, define al productor independiente y potencia la diversidad cultural, entre otras medidas. El Pleno ha ratificado cinco de las seis enmiendas parciales incluidas en el Senado, pero ha rechazado la más polémica: la relativa a la nacionalidad de las películas que fue propuesta por CiU y apoyada en esa Cámara por el PP, grupo que ayer votó en contra.

Inicialmente, el proyecto establecía como requisito indispensable para que una película fuera considerada española que el director fuera español o europeo. La enmienda eliminaba este requisito y establecía que era suficiente con que el 75 por ciento del equipo creativo tuviera esa nacionalidad. Finalmente, el texto permanece como salió del Congrego, pues la enmienda ha sido rechazada por 325 votos en contra; 19 a favor y dos abstenciones.

Reacciones contrarias.

La agrupación Cineastas contra la enmienda manifestó ayer a Efe su satisfacción por la definitiva aprobación de la Ley de Cine, mientras que la Unión de Televisiones Comerciales Asociadas (UTECA) y la Federación de Cines de España (FECE) discrepan en varios de sus puntos. El cineasta Javier Rebollo, integrante de Cineastas contra la enmienda, afirmó que, a pesar de su satisfacción, "una vez ganada la batalla ya no es hora de levantar banderas, ahora hay que celebrar toda la Ley de Cine y hacer buenas películas".

Rebollo destacó la importancia de que no haya salido adelante la enmienda presentada por CiU según la cual la nacionalidad del director no tenía que influir a la hora de calificar una película como española, por lo que se abría la puerta a la entrada de directores extracomunitarios, que "evidentemente, -dijo- no iban a ser peruanos, sino estadounidenses". "Nadie puede pensar que una película de Spielberg, rodada en inglés en España, es una película española, porque quien da identidad a una película es su director", afirma Rebollo.

Por otra parte, la Federación de Cines de España (FECE) decidió no "hacer declaraciones oficiales" sobre la aprobación hoy de la Ley del Cine. "Nuestra posición es la misma que cuando la Ley estaba en el Senado", añadieron las mismas fuentes, que recordaron que en su postura de entonces reclamaban varias reivindicaciones "históricas" del sector.

Por último, la Unión de Televisiones Comerciales Asociadas (UTECA) remitieron un comunicado oficial en el que afirmó que no apoya "en ningún punto" la nueva Ley del Cine aprobada definitivamente ayer.

  • 1