Luz verde a la recuperación del Riopudio con fondos Feder tras años paralizada

La CHG trabaja ya en una intervención, iniciada en 2007, y que está previsto que acabe en 2015.

el 06 mar 2014 / 09:28 h.

La delegada del Gobierno en Andalucía, Carmen Crespo, y el presidente de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir, Manuel Romero, presentaron ayer las actuaciones proyectadas a lo largo del arroyo Riopudio, desde su inicio en el término municipal de Salteras hasta su final en Coria del Río, próximo a su desembocadura en el río Guadalquivir. Crespo dio la enhorabuena a los nueve alcaldes –de diferentes signos políticos– del Aljarafe implicados (la obra compete, además de a las localidades ya citadas, a Espartinas, Bormujos, Bollullos de la Mitación, Mairena del Aljarafe, Almensilla y Palomares del Río) y cifró la inversión total en 11,17 millones de euros, pagaderos el 80% de ellos a través de los fondos FEDER de la Unión Europea y el 20% restante aportados por la propia Confederación. La conclusión de los trabajos está prevista, como plazo máximo, en diciembre de 2015. La delegada del Gobierno criticó que, durante el plazo en el que la Junta de Andalucía tuvo las competencias de la gestión del agua de la cuenca del Guadalquivir –antes de que estas fueran revocadas y devueltas al Gobierno por el Tribunal Constitucional–, esta «no sólo no acabó la obra, de la que tan sólo acometió un 17%, si no que además destinó los fondos a otras cuestiones relacionadas con el transporte y la energía, no considerando al parecer importante la inversión en infraestructura medioambiental». Por su parte, el presidente de la Confederación, Manuel Romero, detalló que la importancia de la intervención radica en el acondicionamiento del cauce, lo que permitirá impedir posibles inundaciones, y la restauración medioambiental mediante la reforestación de 140 hectáreas con vegetación autóctona. Además, insistió en que se concede al entorno un «uso público”, con «áreas de descanso y recreativas con mobiliario público aparcamientos, y un sendero transitable de ida y vuelta de hasta 36 kilómetros de recorrido del que se beneficiarán todos los andaluces». Con todo ello, y por último, «se consigue poner en valor el patrimonio histórico-artístico de la zona». Romero rememoró cómo entre octubre de 2009 y marzo de 2010, con la obra paralizada «se sufrieron varias avenidas y riadas cuyas consecuencias fueron desastrosas para la obra iniciada por la generación de numerosas erosiones, socavaciones y aterramientos». Fue en agosto del pasado año cuando la CHG reinició unas obras que responden a «una reivindicación histórica» de los municipios del Aljarafe, «una comarca cuya densidad de población es superior a la ciudad de Sevilla», según matizó para recalcar la importancia de la intervención. Según la documentación facilitada por la Confederación, todas estás obras son promovidas por vía de urgencia, lo que conlleva la expropiación forzosa de hasta 14 fincas en seis de los municipios implicados con motivo de esta iniciativa, con una superficie total de 22.998,52 metros cuadrados. Se contemplan actuaciones a lo largo de 18 kilómetros de cauce. La acción ya está ejecutada a día de hoy al 30 por ciento y persigue redimensionar el cauce para conseguir más estabilidad hidráulica e hidrológica con estructura natural del río, recuperar la vegetación y proteger las márgenes frente a la ocupación privada, así como fomentar el uso público y social de la zona restaurada. En cuanto al acondicionamiento del cauce, la CHG va a defender las márgenes y a construir 11 diques de pequeña dimensión, al tiempo que se repondrán estructuras de protección en los puentes existentes. En opinión de Romero, «la degradación natural que ha sufrido la comarca es un efecto más de los cambios de los usos del suelo que se han producido especialmente en esta zona». «El arroyo Riopudio constituye uno de los pocos entornos naturales cercanos a Sevilla y su restauración reforzará la calidad urbana del Aljarafe», concluyó.

  • 1