Cultura

"¿Machista el hip hop? Machista es el mundo, y racista también"

ENTREVISTA a la cantante La Mala Rodríguez. Actúa este viernes en la Sala Custom.

el 10 oct 2013 / 21:06 h.

TAGS:

La Mala Rodríguez, de Jerez a Sevilla y de ahí al estrellato: hoy es la rapera por excelencia. La Mala Rodríguez, de Jerez a Sevilla y de ahí al estrellato: hoy es la rapera por excelencia. –¿El título de su nuevo disco, Bruja, es un modo de persuadirnos de que La Mala es ahora más que mala? –Así es, y también porque creo que a todos los niños les gustan las brujas, son algo divertido, misterioso, también tipas poderosas, que entrañan muchas ideas y referencias interesantes. –En el medievo también eran perseguidas por ir a la contra... –A todas las mujeres que vamos a contracorriente se nos ha llamado brujas. –Lo digo porque este es uno de sus discos más peleones. ¿Cree en la capacidad de las canciones para cambiar el mundo, o es solo un desahogo? –Solo aspiro a cambiar mi mundo, y desde luego las canciones lo han hecho mejor. Tengo la suerte grande de compartir mucho con la gente, sentimientos, ideas, y sé que puedo sembrar algo en alguien. –Además, es usted de las que no quieren imitarse nunca a sí mismas. ¿Qué búsquedas nuevas ha probado esta vez? –Creo que para mí lo difícil sería estancarme, me cuesta, me aburre. En cambio, si me lo paso bien, me emociono, me motivo. Lo que hice en esta ocasión fue escuchar mucha música, ritmos españoles y de fuera, sin una regla determinada. Estuve mucho tiempo haciendo maquetas, construyendo melodías, pero sin decir nunca “voy a hacer algo de este estilo”. Ha sido todo improvisado, muy inmediato. Después de dos años sin propósito de grabar, entré en el estudio muy inspirada. –Echando la vista atrás, ¿qué cree que hizo que en sus comienzos eclosionaran en Sevilla tantos y tan buenos raperos? –Había mucha fuerza ahí, y era maravilloso que hubiera una alternativa en Sevilla. Participar en una comunidad, un ambiente como aquel, fue para mi lo máximo. Ahora existe una nueva ola, hay relevo, gente con ganas de hacer cosas y con unos medios de difusión que nosotros no teníamos: antes no todo el mundo tenía platos, ahora cualquiera graba un clip con el teléfono móvil. –¿Hay machismo en el hip hop? –Personalmente, puedo decir que nunca he sentido eso en la gente de mi entorno, al revés, he tenido todo su apoyo. Acaso ese puntito de “¿eres rapera? A ver qué haces”, pero lo sufría por ser principiante, no por ser mujer. Y me ayudó a ser más fuerte. Las limitaciones son las que tú te pones. –Al menos en EEUU el falocentrismo del rap es omnipresente. –Hay muchos artistas que usan un lenguaje machista, despectivo, pero no me doy por aludida. Puede que haya zorras y putas, no sé. Lo cierto es que tú escoges lo que escuchas, prohibir no sirve de nada. Machista es el mundo entero, y taxista también. ¿Qué hacemos con eso? Es un tema profundo... –No sé, ¿hacer canciones y ser un referente para otras chicas? –Me siento muy en conexión con otras mujeres, que tal vez se ven representadas en mí. De pequeña yo no veía muchos roles de mujer que me interesaran, es bueno abrir puertas en ese sentido. –¿Cuál fue su referente? –Para empezar, mi madre. Las madres luchadoras son un ejemplo de constancia. –Actúa este viernes, día 11, en la Custom de Sevilla. ¿Qué promete? –Será a jierro, lo vamos a pasar bien. Ha sido un reto muy grande apostar por la gira, porque no todo pueden ser festivales, así que vamos a dar lo máximo.

  • 1