Local

Macrorredada contra el tráfico de drogas y armas en el Polígono Sur

Decenas de agentes de distintos grupos operativos de la Policía han registrado una veintena de viviendas en la zona de las Tres MIl.

el 24 sep 2013 / 15:02 h.

TAGS:

tresmil-sucesoEl Polígono Sur vivió ayer un enorme despliegue policial en busca de armas y drogas que se saldó con el registro de una veintena de viviendas y varias detenciones, en el curso de dos investigaciones que continúan abiertas y sobre las que se ha decretado secreto de sumario, por lo que ni siquiera se dio a conocer el número de personas arrestadas. El dispositivo, que no guarda ninguna relación con el tiroteo en el que falleció una niña en agosto, contó con un gran número de policías de la Unidad Antidroga (Udyco), los grupos antidisturbios (UIP), los efectivos de asalto (Goes) y Seguridad Ciudadana, que desde las 7.30 horas comenzaron a irrumpir en los pisos señalados por las órdenes judiciales y a última hora de la tarde continuaban con las gestiones, ya en la Jefatura de Policía. Las investigaciones policiales se han dirigido contra dos de las lacras, las armas y la droga, que se han convertido en estigma en la zona conocida como Las Vegas, la más deteriorada del Polígono Sur, sobre la que se han reforzado las medidas de control policial a raíz de la inseguridad generada tras el tiroteo y las posteriores tensiones entre las familias de los agresores y las víctimas. No tan expeditivo está siendo en cambio otro de los procesos necesarios para revitalizar el plan contra la marginalidad y la delincuencia en esta zona: la elección de un nuevo comisionado para el Plan Integral del Polígono Sur, puesto vacante desde que Jesús Maeztu fuese elegido Defensor del Pueblo Andaluz hace ya tres meses, sigue pendiente de que Junta y Ayuntamiento consensúen un nuevo responsable. Aunque para el puesto se perfila la profesora de Psicología Evolutiva y de la Educación de la Universidad de Sevilla María del Mar González, una investigadora experta en integración familiar e infancia. La Junta de Andalucía, de quien depende formalmente el nombramiento del comisionado –que representa a las tres administraciones– afirmó ayer que el nombramiento es “prioritario” para la administración autonómica y que se producirá de forma inminente, tras una reunión prevista entre el consejero de Presidencia, Manuel Jiménez Barrios, y el alcalde de Sevilla, Juan Ignacio Zoido. A este deseo se unió ayer un apremio del anterior comisionado, Jesús Maeztu, que aunque hasta el momento ha guardado un discreto silencio ayer reclamó a las administraciones que el nombramiento “no se alargue más”.     || i.c. || sevilla El Polígono Sur vivió ayer un enorme despliegue policial en busca de armas y drogas que se saldó con el registro de una veintena de viviendas y varias detenciones, en el curso de dos investigaciones que continúan abiertas y sobre las que se ha decretado secreto de sumario, por lo que ni siquiera se dio a conocer el número de personas arrestadas. El dispositivo, que no guarda ninguna relación con el tiroteo en el que falleció una niña en agosto, contó con un gran número de policías de la Unidad Antidroga (Udyco), los grupos antidisturbios (UIP), los efectivos de asalto (Goes) y Seguridad Ciudadana, que desde las 7.30 horas comenzaron a irrumpir en los pisos señalados por las órdenes judiciales y a última hora de la tarde continuaban con las gestiones, ya en la Jefatura de Policía. Las investigaciones policiales se han dirigido contra dos de las lacras, las armas y la droga, que se han convertido en estigma en la zona conocida como Las Vegas, la más deteriorada del Polígono Sur, sobre la que se han reforzado las medidas de control policial a raíz de la inseguridad generada tras el tiroteo y las posteriores tensiones entre las familias de los agresores y las víctimas. No tan expeditivo está siendo en cambio otro de los procesos necesarios para revitalizar el plan contra la marginalidad y la delincuencia en esta zona: la elección de un nuevo comisionado para el Plan Integral del Polígono Sur, puesto vacante desde que Jesús Maeztu fuese elegido Defensor del Pueblo Andaluz hace ya tres meses, sigue pendiente de que Junta y Ayuntamiento consensúen un nuevo responsable. Aunque para el puesto se perfila la profesora de Psicología Evolutiva y de la Educación de la Universidad de Sevilla María del Mar González, una investigadora experta en integración familiar e infancia. La Junta de Andalucía, de quien depende formalmente el nombramiento del comisionado –que representa a las tres administraciones– afirmó ayer que el nombramiento es “prioritario” para la administración autonómica y que se producirá de forma inminente, tras una reunión prevista entre el consejero de Presidencia, Manuel Jiménez Barrios, y el alcalde de Sevilla, Juan Ignacio Zoido. A este deseo se unió ayer un apremio del anterior comisionado, Jesús Maeztu, que aunque hasta el momento ha guardado un discreto silencio ayer reclamó a las administraciones que el nombramiento “no se alargue más”. H

  • 1