sábado, 16 febrero 2019
14:57
, última actualización
Cultura

Madrid abre una Feria del Libro con aires nórdicos

Doña Sofía hizo el paseíllo y le regalaron obras de temática gay.

el 28 may 2010 / 18:51 h.

La Reina inauguró ayer la 69 edición de la Feria del Libro de Madrid mediante un largo recorrido en el que se interesó por los temas más diversos: desde la mitología a la novela negra y la literatura infantil, pasando por la espiritualidad, los abusos de menores, las dietas y la homosexualidad en España.


En cada caseta donde se detenía, y fueron más de treinta, le regalaban varios libros o los compraba ella, y en algunas se paraba sencillamente a saludar al librero, que le recomendaba alguna de sus obras. Como sucedió con la de De Sodoma a Chueca. Una historia cultural de la homosexualidad en España en el siglo XX, de Alberto Mira, que le dieron en la librería Berkana, especializada en literatura gay.


Mili Hernández, la responsable de Berkana, le comentó a Doña Sofía el disgusto que había causado entre los colectivos de gays y lesbianas su opinión contraria a denominar matrimonio homosexual la unión de dos personas del mismo sexo, tal y como recoge el libro La Reina muy de cerca, de Pilar Urbano.


Y para que “entienda bien la realidad de los gays y lesbianas en España” le regaló el citado libro, que, “probablemente”, no figurará en la biblioteca del palacio de la Zarzuela”, le dijo a la prensa Hernández.


Acompañada por la ministra de Cultura, Ángeles González-Sinde, y por la presidenta y el director de la Feria, Pilar Gallego y Teodoro Sacristán, entre otras autoridades, la Reina departió con el celebérrimo escritor noruego Jostein Gaarder, que le regaló El castillo en los Pirineos. Doña Sofía se interesó por El libro de las religiones y lo compró.


Ayudada por Kirsti Baggethun, traductora de Gaarder, la Reina le preguntó al autor de El mundo de Sofía por qué la sabiduría es femenina, y el escritor lo atribuyó al interés que siempre muestran las mujeres por tratar de entender las cosas, mientras que para los hombres “lo importante es que los entiendan”. “La filosofía trata de comprender, y esa capacidad es femenina”, apreció.


En mitad del recorrido, que duró dos horas y sólo al final lo estropeó un inoportuno chaparrón, Doña Sofía saludó a la infanta Elena, su hija, que participaba en las actividades del pabellón de la Fundación Mapfre y que le regaló a su madre el libro Los colores de Andersen.


En el pabellón infantil, la Reina preguntó si tenían algún libro relacionado con el abuso de menores, y le dieron Marta dice ¡no!, de Cornelia Frank.


La literatura nórdica es la invitada de honor de la 69 edición de la Feria, y la invasión de títulos procedentes de Noruega, Suecia, Finlandia, Dinamarca e Islandia es patente en muchas de las 408 casetas que hay este año.


Este año se había anunciado la posibilidad de comprar descargas electrónicas de libros, pero son muy pocas las casetas sumadas a esta iniciativa.

  • 1