viernes, 22 febrero 2019
08:33
, última actualización
Local

Madrid se colapsa sin Metro

La segunda jornada de huelga en el Metro de Madrid supuso un paro total, debido al incumplimiento de los servicios mínimos decretados, y a pesar de los intentos de la compañía de abrir alguna de las líneas, como la que lleva al aeropuerto.

el 29 jun 2010 / 20:05 h.

TAGS:

Los 7.500 trabajadores de Metro hacen huelga para protestar por la decisión de la Comunidad de Madrid de extender a empleados de empresas públicas de la región la medida del Gobierno central de recortar un 5% el salario a los funcionarios, debido a la crisis económica.

Dos millones de madrileños que usan cada día la red de Metro tuvieron ayer que recurrir a otros medios para desplazarse, después de que en la noche del lunes una asamblea de trabajadores decidiera no respetar el decreto que fijaba los servicios mínimos en el 50%.

Poco después de las 6.00 horas, momento de apertura de la red, quedaba claro que no habría conductores en las cabeceras de las líneas y que no abría servicio. Empezaba así una jornada complicada para los madrileños, que optaron en gran medida por el coche particular, de modo que entre las 6.30 y 8.30 -hora punta matinal- el tráfico era más de un 20% superior al registrado en otros días laborables en el centro y en la vía de circunvalación urbana, la M-30.

La empresa municipal de transportes puso más autobuses en las calles y Renfe incrementó el servicio de cercanías, pero los atascos y aglomeraciones fueron moneda corriente en las calzadas y en los medios de transporte.
despliegue policial. A media tarde, Metro intentó reabrir la línea 8, que lleva desde el barrio financiero y de oficinas madrileño hasta el aeropuerto de Barajas, pero ningún conductor aceptó llevar el convoy. Un despliegue de policías en el vestíbulo de la estación de Nuevos Ministerios hacía prever la apertura, pero transcurridas unas horas los agentes se retiraban al exterior.

El incumplimiento de los servicios mínimos generó numerosas reacciones y los sindicatos justificaron esa decisión con el argumento de que las dictadas por la Comunidad de Madrid eran abusivas, hasta el punto de que las recurrirán ante los tribunales.

La Consejería de Transportes anunció la apertura de expediente a quienes no hayan cumplido esos servicios y la presidenta regional, Esperanza Aguirre, criticó el "chantaje" que a su juicio cometieron los huelguistas, al tiempo que defendió el recorte salarial por considerar que beneficia a quienes padecen la profunda crisis económica.

Por su parte, varios ministros, como la de Economía, Elena Salgado y el de Trabajo, Celestino Corbacho, expresaron su respeto a la decisión de los trabajadores de hacer huelga pero hicieron hincapié en que ha de ser compatible con el derecho de los ciudadanos a la movilidad.

A mediodía, una nueva asamblea de trabajadores de Metro ratificó mantener hoy miércoles la tercera jornada de huelga y sin el cumplimiento, de nuevo, de los servicios mínimos. Eso hace difícil reconducir la situación y hace prever una nueva jornada complicada en los desplazamientos en Madrid, la víspera de que empiecen las vacaciones de verano para muchos ciudadanos de Madrid y de tránsito por la capital.

  • 1