Local

Madrid será la sede en 2011 de la Jornada Mundial de la Juventud

El Papa Benedicto XVI se despidió de los jóvenes católicos en la ciudad australiana de Sidney y los citó para dentro de tres años (2011) en Madrid, lugar que escogió como sede de la próxima Jornada Mundial de la Juventud.

el 15 sep 2009 / 08:20 h.

TAGS:

El Papa Benedicto XVI se despidió de los jóvenes católicos en la ciudad australiana de Sidney y los citó para dentro de tres años (2011) en Madrid, lugar que escogió como sede de la próxima Jornada Mundial de la Juventud.

Con la designación de la capital española, Benedicto XVI clausuró la Jornada Mundial de la Juventud, que se ha celebrado en Sidney desde el martes. "Ahora ha llegado el momento de decir adiós o, mejor, ¡Hasta luego! Os agradezco a todos por haber participado en la Jornada Mundial de la Juventud 2008, en Sidney, y espero que nos veamos dentro de tres años", dijo después del rezo del Ángelus, abriendo un momento de suspense sobre la ciudad sede de la próxima reunión.

Luego, sonrió y anunció: "La Jornada Mundial de la Juventud se desarrollará en Madrid, en España", momento en el que los jóvenes peregrinos españoles celebraron la decisión con cánticos como "¡Que viva España!" o "Ésta es la juventud del Papa". Y es que una explosión de gritos de "soy español" y "sí, sí sí, nos vamos a Madrid" saludó el anuncio realizado por Benedicto XVI de que el próximo encuentro tendrá lugar en la capital española. Los momentos previos al anuncio se vivieron con impaciencia entre los grupos de españoles, alguno de los cuales temía que, al final, la leyenda estampada en sus camisetas rojas: "Madrid 2011. Jornada Mundial de la Juventud" no se hiciese realidad. "La vamos a liar... en buen plan", exclamaba, alborozado Javier, que aclaraba: "Soy de Barcelona, pero da igual".

El escenario. Tras conocerse la noticia de la designación de Madrid, el cardenal y arzobispo de Madrid, Antonio María Rouco Varela, avanzó que la Jornada Mundial de la Juventud se celebrará en la tercera semana de agosto y dijo que, como todas, tendrá una importante "repercusión en la vida social, cultural y general de España". Respecto al escenario indicó como posible el aeródromo de Cuatro Vientos, ya utilizado en la vigilia en mayo de 2003 durante la visita del papa Juan Pablo II, si bien dijo que era pronto para adelantar acontecimientos.

Hasta el momento, Santiago de Compostela había sido la única ciudad española que había albergado una Jornada Mundial de la Juventud. Precisamente entonces era arzobispo de Santiago, el cardenal Rouco Varela. Fue en 1989 y alrededor de 500.000 jóvenes abarrotaron el Monte del Gozo en torno a Juan Pablo II.

Por su parte, la asistencia a la misa de ayer en Sidney fue menor de lo esperado, ya que el Papa tuvo que recortar el paseo que tenía previsto dar con el papamóvil por los alrededores del hipódromo, cuyo recinto tiene una capacidad de 300.000 personas. Con los espacios adyacentes, donde había pantallas gigantes para los peregrinos que se esperaban, los organizadores habían calculado llegar al medio millón de personas. Sin embargo, esos espacios estaban vacíos y el paseo del Papa por ellos fue suspendido. El portavoz del Vaticano, Federico Lombardi, anunció que la cifra oficial de asistentes al recinto era cercana a los 350.000, sin que la Policía de Sidney haya querido de momento facilitar sus cálculos.

Una cifra que se queda pequeña para la que aventuró Rouco en la Jornada de Madrid, al asegurar que "sin exagerar" será de casi dos millones de personas.

Tras el paseo en el papamóvil, Benedicto XVI dijo una misa en cuya homilía destacó que el mundo y la Iglesia necesitan una renovación espiritual.

Aunque los actos oficiales han terminado, fuentes vaticanas no descartaron que el Papa se reúna con algunas de las víctimas de los abusos sexuales cometidos por algunos sacerdotes en Australia y por los que Benedicto XVI pidió perdón y expresó su dolor.

  • 1