Deportes

Maestro y discípulo, cara a cara

Joselu, pichichi del Mairena 13-14 y ‘9’ referencia del Algeciras, retará el domingo a Alonso Ramírez, su descubridor y técnico del Cabecense.

el 19 ago 2014 / 16:50 h.

joseluEn Tercera División, el fútbol es un modo de supervivencia para decenas de jóvenes que, con un macuto, un par de botas y un mapa de carreteras, buscan el pan y la sal allende sus fronteras locales. El artillero José Luis Muñoz Calderón (Talarrubias, Badajoz, 1 de mayo de 1991) responde al perfil de trotamundos. El pacense era un absoluto desconocido cuando, en agosto de 2013, se enroló en la disciplina del CD Mairena en período de prueba. El 9, que aterrizó con el cartel de extremo, conquistó los elogios del técnico del once alcoreño desde el inicio del calendario veraniego. Alonso Ramírez Romero (Mairena del Alcor, 5 de agosto de 1968) fue su descubridor. “Al segundo día que le vi entrenar le dije a la directiva que había que firmarlo”, rememora un curso después de un idilio que se prolongó durante una temporada repleta de sonrisas. El próximo domingo se retarán en el césped del Carlos Marchena de Las Cabezas de San Juan. Uno, el punta, con la camiseta del Algeciras, y otro, el preparador, como inquilino del banquillo del Cabecense. El Mairena impidió la marcha del 9 al Atlético Sanluqueño, entonces en Segunda División B, en el mercado invernal. El extremeño completó la Liga en Los Alcores, donde festejó 15 goles, la mejor cifra del escuadrón albinegro y el quinto mejor balance del certamen. “Fue un buen año”, ensalza Joselu desde Algeciras, la ciudad en la que reside después de aceptar una propuesta del conjunto de Manolo Sanlúcar. “Aquí todo tiene mucha más repercusión. Es un club profesional cuyo primer equipo juega en Tercera División. No podemos pensar en otra cosa que no sea ascender”, dice sin disimular. Para Alonso Ramírez, la visita del potente e histórico Algeciras en la primera fecha del calendario es un motivo de alivio. “Con el equipazo que tiene, ¿quién te garantiza ganarle más adelante? Es mejor jugar con ellos ahora que nosotros estamos todavía en formación”, asegura. El preparador ugiense, defensor sin límites de Joselu, ensalza la figura del nuevo ídolo de la afición del Nuevo Mirador. “Estoy feliz y orgulloso de su irrupción porque de alguna manera soy responsable de ella”, se congratula. El reto del de Talarrubias será brillar en una Liga en la que compartirá protagonismo, titulares de prensa y minutos de radio con Pedro Carrión, Antonio, Juan Delgado o Maldonado. “Este año tiene que ser el suyo. Ahora es cuando debe demostrar que la Tercera le queda pequeña”, advierte Alonso Ramírez. Los elogios son recíprocos. “El partido del domingo es muy especial para mí. A Alonso siempre le estaré agradecido”, apunta. Y es que Joselu, que en la 12-13 había anotado 10 goles con el modestísimo Miajadas en el grupo XIV de Tercera, era un desconocido para el fútbol andaluz cuan_do un día se presentó en el San Bartolo_mé para someterse a una prueba. Entonces era extre_mo. En el primer amistoso en el que participó ante el Brenes marcó, brilló y convenció. “Aquella noche le dije que tenía que firmar cuanto antes”, recuerda su ahora exentrenador. Aterrizó en Mairena por casualidad y gracias a la recomendación del exmairenero Carlos Larra, con el que coincidió en el Villanovense. Ahora, un año después de su etapa en la entidad albinegra, este graduado en Educación Física sueña con ascender a Segunda División B. Comparte piso y pasión con Gabri, compañero suyo en el propio Mairena, Víctor González y el exarquero del San Roque Josemi. Asume sin vacilar la presión de una ciudad, Algeciras, en la que, dice, “el fútbol es algo muy importante”. “Cuando paseo por la calle la gente ya empieza a saludarme”, expone con rubor. En sus botas y en el olfato del exalbaceteño David Grande, su socio en ataque, reposan las esperanzas de una hinchada entregada. Y el domingo librará su primer combate. Con su descubridor de rival. Discípulo y maestro, cara a cara. Frente a frente.

  • 1