Local

Maeztu promueve adelantar la Selectividad de septiembre

Con esta medida se conseguiría que antes de octubre estuviese matriculado el 98 por ciento del estudiantado de esta convocatoria.

el 06 feb 2014 / 15:19 h.

TAGS:

El Defensor del Pueblo Andaluz, Jesús Maeztu, ha suscrito una  resolución destinada a promover que se adelante la convocatoria  extraordinaria de la Prueba de Acceso a la Universidad (PAU) --mejor  conocida como Selectividad--, que actualmente se celebra en el mes de  septiembre, en el ámbito del Distrito Unico Universitario de  Andalucía, al objeto de evitar la incorporación tardía del alumnado  de primer curso de Grado a las sedes académicas andaluzas. selectividad-septiembre-04En dicha resolución, consultada por Europa Press, el Defensor da  cuenta de la preocupación de esta institución por la situación que  viene el alumnado de Bachillerato que participa en la convocatoria  extraordinaria de la PAU, dado que no se matricula hasta mucho  después del comienzo de las clases y, en muchas ocasiones, ni  siquiera se les permite la asistencia a clase en tanto no se resuelva  definitivamente la matriculación. La Defensoría apunta al mes de julio como opción alternativa y, de  hecho, subraya que dicha posibilidad ya fue explorada por la oficina  al abrir una queja de oficio a raíz de la recepción de diversas  quejas relativas a los problemas derivados de la "discordancia" entre  el comienzo del curso académico en las universidades andaluzas y las  fases de adjudicación de plazas correspondientes a primeros ciclos y  estudios de Grado de enseñanzas universitarias. Entiende además el Defensor del Pueblo Andaluz que el problema  podría verse agravado como consecuencia de la adaptación al Espacio  Europeo de Educación Superior (EEES), por lo que se iniciaron  gestiones que, no obstante, "no encontraron la respuesta esperada" ni  de la Consejería de Educación --sería necesario modificar el  calendario de evaluación de 2º de Bachillerato-- ni de la por  entonces Consejería de Economía, Innovación y Ciencia, de la que  depende la Dirección General de Universidades. "La situación actual es que, aunque por parte de la Comisión de  Distrito Unico Andaluz se han realizado esfuerzos para adelantar los  plazos de la segunda fase de adjudicación, lo cierto es que aún se  siguen produciendo incorporaciones de estudiantes a las aulas en cada  adjudicación semanal, una vez comenzado el curso, con un retraso de  entre dos y cinco semanas". ALTO PORCENTAJE DE SUSPENSOS. De acuerdo con la nueva metodología de evaluación de créditos, en  muchas ocasiones ya se han desarrollado actividades y prácticas que  no podrá realizar el alumnado que se hayan incorporado a clase con  posterioridad, "lo cual influye obviamente en su evaluación del  primer cuatrimestre", pues el porcentaje de suspensos entre el  estudiantado en esta situación es elevado, lo que perjudica  especialmente a los peticionarios de beca, así como a la  planificación docente. De hecho, las propias universidades estarían demandando una  solución por la repercusión de esta situación en sus propios  intereses, ya que habrían recibido reclamaciones que plantean la  discrepancia entre el importe total de la matrícula y las cantidades  que correspondería abonar por el servicio público efectivamente  prestado. Recuerda además Maeztu que otras comunidades autónomas habrían  trasladado ya la PAU en convocatoria extraordinaria al mes de julio,  como Asturias, Canarias, Extremadura, La Rioja y Valencia, uniéndose  a las pioneras Navarra y País Vasco. "Todas estas circunstancias refuerzan nuestra convicción de que se  debe abordar definitivamente una solución a los problemas que se  derivan de un sistema de acceso a la universidad difícilmente  compatible con las exigencias de la actual regulación del proceso de  enseñanza y aprendizaje en el ámbito universitario y que resulta  significativamente perjudicial para los derechos de un número  importante de estudiantes", ha manifestado la Defensoría. Según los datos que maneja el Defensor, con estas medidas se  conseguiría que más del 85 por ciento del alumnado de la convocatoria  extraordinaria estuviese matriculado al inicio del curso académico  (tercera semana de septiembre) y una semana después (la última de  septiembre) dicha cifra se elevaría al 98 por ciento. La solución no habría de ser sólo temporal para los próximos tres  cursos académicos, "que ya de por sí entendemos que justificarían el  empeño", sino que "existe una alta probabilidad de que pueda quedar  implantada más allá de la efectiva aplicación del nuevo modelo de  acceso y admisión a las enseñanzas universitarias instaurado por la  Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa (Lomce), dada la  intención en el ámbito de las Universidades andaluzas de que se  establezcan en este seno unas pruebas específicas comunes". Por todo ello, se sugiere que desde Educación se adopten las  medidas que sean necesarias en relación con el calendario escolar de  2º curso de Bachillerato a fin de posibilitar que la celebración de  la sesión de evaluación extraordinaria sea realizada en el mes de  junio, así como que, de forma coordinada con la medida anterior,  desde la Dirección General de Universidades se promueva el  establecimiento de la prueba extraordinaria para el acceso a la  universidad a principios del mes de julio y la adopción por parte del  Distrito Unico Universitario de Andalucía de las medidas que sean  necesarias para que los plazos de matrícula universitaria puedan  concluir antes del comienzo del curso académico.

  • 1