Economía

‘Mafo’ amenaza con intervenir cajas si no se agilizan fusiones

El gobernador del Banco de España admite que hay una minoría que las retrasa

el 24 mar 2010 / 21:23 h.

Miguel Ángel Fernández Ordóñez, ayer en Valencia.

El gobernador del Banco de España, Miguel Ángel Fernández Ordóñez, apeló ayer a la responsabilidad de las cajas de ahorros que están demorando los procesos de fusión, "bien por sus propias decisiones, bien por la interferencia de los gobiernos de sus comunidades autónomas", y advirtió de que este organismo puede intervenir las entidades que dejen de ser viables.

En un almuerzo-coloquio en Valencia, organizado por la Asociación para el Progreso de la Dirección y PricewaterhouseCoopers, Fernández Ordóñez reconoció que las cajas que están en esta situación son una minoría y, aunque ahora son "todavía viables, deben saber que en cuanto dejen de serlo" el Banco de España dispone de instrumentos para intervenirlas y posteriormente liquidarlas o venderlas en la forma que prevé el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB).

Según Fernández Ordóñez, esta intervención supone la apertura de expediente a los consejeros y al resto de órganos de gobierno de las cajas de ahorros y una reducción "mucho más traumática" del empleo y los servicios financieros en la región donde están implantadas, en lugar de la que se acometería a través de procesos ordenados de integración.

Para el gobernador del Banco de España, la reestructuración financiera y la reforma de las cajas de ahorros son fundamentales para la economía española, pero también es necesaria una reforma laboral que pare el desempleo y adoptar medidas para cumplir el plan de consolidación fiscal.

También alertó de que no hay que caer en el error de pensar que la salida de la crisis internacional resolverá los problemas de España "sin necesidad de hacer reformas", ya que, de lo contrario, habrá un largo periodo de crecimiento "mediocre del empleo".

Señaló que la mayoría de las entidades españolas está haciendo "sus deberes", entre ellas las viables como los bancos, las cajas de mayor dimensión y otras cajas de ahorros sólidas. Sin embargo, hay otro grupo de cajas que son viables hoy pero muestran problemas en el futuro, y existe una "minoría" que está retrasando esos procesos.

Tras llamar a cambiar "esas actitudes", el gobernador instó a "acelerar" la reestructuración financiera y a aprobar "cuanto antes" una reforma del sistema que permita a las cajas dotarse de recursos propios de calidad, lo que evitará futuros problemas y permitirá una capitalización suficiente para dar crédito y servicios a las familias y empresas.

La reestructuración "se está haciendo bien, pero es evidente que hay retrasos", según Fernández Ordóñez, que abogó por entidades sólidas y no "instituciones zombies". A su juicio, el mayor riesgo para el sistema financiero es que no se acierte en las medidas para salir de la crisis.

Así, indicó como ejemplo de operación interregional la fusión de Caja Castilla-La Mancha con Cajastur, y destacó que en los proyectos de fusiones lo importante es su solidez, no si son de la misma o de diferentes comunidades. Rechazó pronunciarse sobre entidades concretas al ser preguntado por la posible fusión entre Bancaja y la CAM, al igual que cuando fue cuestionado sobre si se habían producido interferencias del Gobierno valenciano en esta cuestión.

  • 1