Economía

‘Mafo’ sentencia que las cajas necesitan otra vuelta de tuerca

Y revela sus entrañas: 100.000 millones metidos en ladrillo que están en el limbo.

el 21 feb 2011 / 21:01 h.

Miguel Ángel Fernández Ordóñez, ayer durante la rueda de prensa para hablar del último decreto de las cajas.

La exposición de las cajas de ahorros al sector de la construcción y la promoción inmobiliaria es de 217.000 millones de euros, de los que un 46%, 99.820 millones, es potencialmente problemático. El último importe equivale a casi la décima parte del PIB español y a tres veces el presupuesto anual de Andalucía.

El gobernador del Banco de España, Miguel Ángel Fernández Ordóñez, Mafo, detalló ayer que de ese importe global, 28.000 millones de euros corresponden a préstamos dudosos y otros 28.000 a préstamos en situación normal bajo vigilancia, mientras que los inmuebles adjudicados se elevan a 44.000 millones.

Fernández Ordóñez, que desveló los datos durante una rueda de prensa para valorar el decreto ley de Reforzamiento del Sistema Financiero aprobado por el Gobierno, sostuvo que el supervisor "ha puesto la lupa" sobre el riesgo inmobiliario en el balance de las cajas.

Así, las pérdidas ya incurridas están cubiertas al 100% con provisiones, especificó. Ni por su volumen, que representa un 9% del Producto Interior Bruto, ni por su cómputo, que es transparente, reglado y prudente, cabe sostener que exista un déficit en el reconocimiento de pérdidas incurridas, agregó.

Asimismo, las coberturas específicas constituidas suponen el 31% de la exposición potencialmente problemática y si se agregan las provisiones genéricas, el paraguas se eleva al 38%, según el Banco de España.

En este sentido, el gobernador indicó que la información ya publicada por las cajas respecto a su exposición al ladrillo es muy detallada, y se declaró orgulloso de cómo se están valorando estos activos inmobiliarios. "No tiene sentido preguntarse eso de: ¿uy, qué tendrán escondido ahí?".

Por otro lado, el decreto para reforzar el sistema financiero era, a su juicio, "imprescindible" para atajar la "desconfianza" sobre las entidades españolas y garantizar su acceso a la financiación mayorista (mercados de capitales), y que sin él se registrarían caídas del crédito "muy importantes".

Si bien valoró la reducción del número de cajas de ahorros de 45 a 17, consideró que aún "hay que hacer más cosas". Desechó la tesis de quienes estiman que no hacía falta aprobar el decreto ley de solvencia porque el sistema financiero ya contaba con la nueva Ley de Cajas y con el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) para resolver sus eventuales problemas.

A su parecer, la nueva norma ofrece suficientes elementos para tranquilizar a los mercados, pues tienen la garantía de que todas las cajas contarán con un mínimo de capital del 8% y del 10% en otros casos. "Es un mensaje capital para revertir la desconfianza", enfatizó Fernández Ordóñez.

Si no se hubiera acometido esa última reforma, señaló, "hubiéramos tenido una reducción del crédito muy importante, porque las entidades que no hubieran podido renovar su financiación habrían disminuido la concesión de crédito". Así, dijo estar "totalmente satisfecho" con el decreto que aprobó el viernes pasado el Gobierno.

En este sentido, el gobernador concretó que la normativa no permitirá que las entidades reduzcan la concesión de crédito como fórmula para hacer crecer su capital, pues especifica que se tomarán en cuenta los activos ponderados por riesgo correspondientes a diciembre de 2010. "No sirve de nada bajar el crédito más que para perder negocio".

Sobre la entrada de inversores extranjeros en el capital de las cajas, indicó que el supervisor no les impondrá restricciones, pero velará para que no sean especuladores y tengan vocación de permanencia. Se facilitará la entrada de inversores "serios, que no van a entrar y mañana salir corriendo", ilustró.

Por otro lado, Fernández Ordóñez especificó que los recursos públicos del FROB que se inyecten para fortalecer el capital de las cajas que no logren fortalecer su solvencia por sus propias vías acarrearán una contraprestación superior al 8% en el caso de recompra por parte de las propias entidades o por parte de otros inversores, tal y como establece la regulación europea. "Si has prestado dinero público, hay que fijar una remuneración".

Y ADEMÁS...

Inyectar 20.000 millones, más o menos
Sobre las necesidades de capitalización del sistema financiero español, el gobernador recalcó que se conocerán el próximo 10 de marzo pero que, en cualquier caso, estarán "claramente por debajo" de la cifra de 20.000 millones anunciada por el Gobierno central. El porcentaje de aportación pública y privada que deberá hacerse para cubrir ese hueco se sabrá el 30 de septiembre, agregó.

Que no se quejen tanto y actúen ya
Respecto a las críticas al decreto realizadas desde el ámbito de las cajas de ahorros, Miguel Ángel Fernández Ordóñez aseveró que "algunas, en vez de quejarse", están adoptando medidas como anunciar su salida a bolsa o el traspaso de los activos a un banco, como La Caixa o el grupo que lideran Caja Madrid y Bancaja, así como Banca Cívica y Banco Base. En cualquier caso, el gobernador del Banco de España consideró que las cajas "se quejen o no, seguirán el ejemplo de las que están pensando en recapitalizarse".

Las entidades gallegas piden más ayudas
Novacaixagalicia pidió el pasado viernes, antes de que se aprobase el decreto ley de reforzamiento del sistema financiero, nuevas ayudas al Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) y del que ya recibió, para la fusión entre Caixa Galicia y Caixanova, 1.162 millones de euros, según confirmó ayer la consejera de Hacienda de la Xunta, Marta Fernández Currás. Indicó que esa petición de dinero se hizo, aunque dijo desconocer por qué cuantía.

  • 1