Cultura

Magisterio desperdiciado

Lugar: Teatro Lope de Vega de Sevilla, del 3 al 5 de marzo. Autor y director: Juan Carlos Rubio. Intérpretes: María Luisa Merlo, Miriam Díaz-Aroca y
Jorge Roelas. Calificación: **.

el 05 mar 2011 / 20:33 h.

Sin duda, ver en escena a una actriz como María Luisa Merlo, representante de toda una saga de artistas de actores, es toda una experiencia. Esta obra nos ofrece la oportunidad de degustar su magisterio aunque, por desgracia, a lo postre resulta que es lo único que podemos disfrutar.
El relato gira en torno a la historia de dos mujeres que, a pesar de su diferencia de edad, coinciden en tener que enfrentarse a una vida solitaria. Pero mientras el personaje de la vieja adopta una aptitud de rebeldía, el personaje de la mujer joven (Miriam Díaz-Aroca) se obsesiona con mantener el control. Por ello decide comprar el piso de la anciana, con ella dentro incluso, por si algún día acaba divorciándose.
La obra, por tanto, parte de una realidad que no nos resulta ajena. Tanto la soledad de nuestros mayores como el problema de la propiedad inmobiliaria y la crisis de la pareja tradicional forman parte de nuestra problemática social.

Pero Juan Carlos Rubio, el director del montaje, se entretiene tanto en perfilar a los personajes y la relación que surge entre ellos que dicha problemática se queda sólo como un telón de fondo. Así, aunque la dramaturgia presenta un entramado formal impecable, acaba cayendo en un discurso insustancial. Y para colmo, la comicidad se pierde por la excesiva sobriedad de la puesta en escena.
No obstante, cabe resaltar la frescura y agilidad de los diálogos, la fluidez del ritmo escénico y la genialidad de María Luisa Merlo, quien nos regala un sinfín de matices interpretativos. Lástima que los otros dos intérpretes, a fuerza de lidiar con unos personajes arquetípicos, no acaben de darle la réplica. 

  • 1