viernes, 18 enero 2019
10:19
, última actualización

Maíllo al PP: «De la corrupción no hay que hablar, hay que luchar contra ella»

El recién designado candidato a las autonómicas admitió ayer que aspira a ocupar «más que una minoría».

el 18 jul 2014 / 11:00 h.

MAÍLLO: NO HAY QUE HABLAR SINO LUCHAR CONTRA LA CORRUPCIÓN HASTA EL FINALUna conferencia de dirigentes de IU lleva aparejada una reseña bibliográfica sesuda, haga o no haga calor, como lo hizo ayer (y mucho), a juzgar por la camisa empapada en sudor del coordinador regional, Antonio Maíllo, y de quien le presentó, el diputado mejor posicionado para sustituir a Cayo Lara al frente de la federación de izquierdas, Alberto Garzón. Las citas de ayer fueron de los filósofos y pensadores Gramsci, Bauman, Keynes, Platón, Josep Fontana, Gabriel Celaya, Kant, Quinto Horacio Flaco, y la Agrado, personaje de Almodóvar, al que Maíllo parafraseó: «IU es más auténtica cuanto más se parezca a lo que soñó ser». El recién designado candidato a las autonómicas admitió ayer que aspira a ocupar «más que una minoría» y convertirse en presidente de la Junta. «Queremos resetear este país», dijo. Ahora IU es una fuerza menor en Andalucía, pero el partido se ha embarcado en una estrategia de «convergencia» con otros grupos de izquierda para formar un «bloque político y social» que se mida con el bipartidismo PSOE-PP. Esto conduce a abrir diálogo con Podemos, de Pablo Iglesias, que ha irrumpido en la escena política, pero que hasta octubre no se planteará posibles alianzas electorales. «No se trata de invitar a nadie, sino de construir entre todos para cambiar las bases normativas del país y de Andalucía», dijo durante el desayuno informativo de Europa Press. Al frente de ese bloque, si llega a cuajar, podría estar Garzón, que dijo estar «dispuesto» para concurrir a las primarias de IU que elegirá al candidato a presidente del Gobierno. Maíllo no tiene miedo a mezclarse con Podemos. Define el tiempo político que está viviendo con tres palabras: «audacia, autenticidad e identidad». «Estamos abiertos a todo. La convergencia se sabe como empieza pero no como termina», apuntó. Y añadió: «Andalucía debe liderar desde el sur un nuevo modelo de país republicano, federal, laico y profundamente solidario». Maíllo volvió a criticar, sin nombrarla, a Susana Díaz por fotografiarse con los banqueros. «El Ibex 35 genera sólo el 4% de empleos, que me dejen de gaitas», dijo, para reafirmar su alianza con las pymes, autónomos y el pequeño comercio. Insistió en que IU no renuncia a la tasa a las grandes superficies y, sobre el pleno extraordinario sobre corrupción que ha pedido el PP y ha rechazado PSOE e IU, sentenció: «De la corrupción no hay que hablar, hay que luchar contra ella».

  • 1