sábado, 15 diciembre 2018
07:12
, última actualización

Maíllo: "Con una participación inferior al 50%, las primarias no serían válidas"

El líder de IU, Antonio Maíllo, cree que su partido sale «reforzado» de un proceso con una participación del 77% entre militantes y simpatizantes, que le han elegido candidato a la Junta

el 06 jul 2014 / 21:26 h.

Imagen MAIaaaaCuando todos los partidos políticos están enfrascados en procesos de regeneración interna, buscando fórmulas para abrirse y acercarse a la calle y taponar la sangría de la desafección ciudadana por la política, IU acaba de culminar unas primarias para la elección del candidato a la presidencia de la Junta con una participación del 77,07%. El ganador, el coordinador regional de la formación, Antonio Maíllo, calificó ayer este dato de «extraordinario», y admitió que «con menos del 50%» de participación, las primarias no hubieran sido «válidas» y habrían supuesto un «fracaso», informa Europa Press. Dicho a toro pasado, parece más un aviso a navegantes, visto que el PSOE ha convocado en siete días a sus militantes para elegir al secretario general, en un proceso que se está viviendo a medio gas y que preocupa a la ejecutiva por la posibilidad de que haya una participación demasiado baja. A las primarias de IU, abiertas por primera vez en la historia a los simpatizantes, estaban llamados a votar 14.116 personas, 7.449 afiliados y 6.717 simpatizantes que se inscribieron voluntariamente en un censo, a través de la web de la formación. El número total de electores se redujo a última hora a 13.542 personas, 574 menos de los anunciados días antes, porque en el registro aparecían los mismos nombres en dos columnas, en el censo de simpatizantes y en la tabla de militantes que no estaban al corriente de pagos. De los 10.423 votos emitidos, Maíllo logró 9.216 (3.431 on line), un 88,42% del total, siendo Jaén y Córdoba las provincias donde obtuvo más respaldos (95,5 y 94,3% respectivamente). En Huelva, Sevilla, Granada y Cádiz, recabó menos del 90% de apoyos. Su contrincante, Laureano Seco, un militante desconocido de la Corriente Verde (una sección con 50 afiliados que hace un año aún no estaba integrada en IU) , obtuvo 816 votos (365 on line), un 7,83% del total. El porcentaje de papeletas en blanco fue del 2,73%. Maíllo, que ahora aparcará la gestión interna para darse a conocer como candidato de la Junta en los pueblos y ciudades de Andalucía, consideró ayer que las primarias han sido «un éxito» que han «reforzado» a la coalición y a su proyecto de Gobierno en esta región y en España. La dirección federal prevé asumir la fórmula andaluza para la elección del candidato a la presidencia del Gobierno. El Consejo Andaluz ratificará la designación de Maíllo el próximo viernes. Las primarias de IU han recibido críticas porque la ejecutiva decidió prorrogar los tiempos para la recogida de avales cuando vio que ninguno de los cinco aspirantes que competía con Maíllo lograba apoyos suficientes (se necesitaba un 5%). Así quería evitar que el líder de la coalición fuera elegido por aclamación –como le ocurrió a Susana Díaz en las primarias del PSOE–, y logró su objetivo cuando Seco obtuvo «por los pelos» el mínimo de avales. «Sin mí no habría habido primarias», dijo ayer. Con todo, el que Maíllo no haya encontrado un contrincante crítico de peso en este proceso corrobora que IU, otrora deshilachada y fragmentada en luchas internas, vive un momento de cohesión y calma interna inimaginable hace años.

  • 1