martes, 11 diciembre 2018
19:17
, última actualización

Maíllo se presenta como candidato de IU a la presidencia de la Junta

El coordinador regional, que ha impulsado unas primarias abiertas a los simpatizantes, es el primer aspirante de un proceso en el que cada seis minutos se inscribe alguien para participar.

el 03 jun 2014 / 21:05 h.

Maillo entrevista El coordinador regional de IU, Antonio Maíllo, en una imagen de archivo. / Pepo Herrera. El coordinador regional de IU, Antonio Maíllo, anunció ayer que será candidato de su formación a la presidencia de la Junta de Andalucía. Dado que el proceso de elección es singularmente participativo –unas primarias abiertas a militantes y simpatizantes, con un mínimo de 400 avales exigibles a cada aspirante– Maíllo usó una fórmula compleja para hacer un anuncio solemne que la prensa le reclamaba desde hace meses: «Muestro mi disponibilidad para que las asambleas me propongan para ser candidato a la Junta», dijo. IU es fuerza de Gobierno y el único partido con representación parlamentaria que aún carece de cabeza de cartel a las elecciones autonómias, previstas para 2016. Si al final es designado, se enfrentará en las urnas a la presidenta de la Junta y secretaria general del PSOE-A, Susana Díaz, y al presidente del PP-A, Juan Manuel Moreno. El líder de IU ha sido el primero en postularse para participar en el proceso de primarias que él mismo, junto a su dirección, han impulsado. La elección del candidato no se limita a la militancia, también podrán participar por primera vez los simpatizantes que se inscriban en un censo habilitado desde el pasado domingo hasta el próximo día 21. Quien quiera participar en el debate de la elección del candidato de IU debe inscribirse en ese censo, bien de forma presencial en las asambleas locales, o bien a través de la página web de la federación de izquierdas. Maíllo aseguró ayer que cada seis minutos se ha inscrito un simpatizante más desde que se abrió el censo. «El proceso está desbordando nuestras propias previsiones», dijo, ufano, tras asegurar que la organización «va creciendo,  somos más y cada vez hay más jóvenes». A Maíllo le tienen que proponer las bases para oficializar su candidatura, y luego debe reunir el 5% de avales (en torno a 400). «El mínimo de avales dice que queremos que haya más de un candidato», explicó el coordinador regional. Cualquier sector de IU, incluso el más minoritario, representa más de un 5% de la organización. La CUT-BAI de Juan Manuel Sánchez Gordillo representa el 17% y está barajando presentar un nombre que compita contra Maíllo. Lo que no establecen primarias de IU es un límite por arriba, algo que evitaría que los aspirantes con más peso orgánico, como el propio Maíllo, acaparen tantos avales que dejen sin opciones a otros posibles candidatos (cada militante sólo puede avalar a una persona). Este reproche se le hizo, por ejemplo, a Susana Díaz, en las primarias donde fue elegida secretaria general del PSOE-A, a las que no se enfrentó a ningún rival porque ninguno logró reunir los avales necesarios (claro que se exigían 6.860 firmas, un 15% del censo). Díaz acaparó casi la mitad de los 45.733 militantes socialistas. «No hay que obsesionarse con los avales. Aunque a mí me gustaría que mi candidatura fuera muy avalada, que representen mi idoneidad», dijo ayer Maíllo. El próximo 5 de julio se votará en urnas, en las sedes de IU, si es que hay más de un aspirante. Si no, Maíllo será designado ese día. Si hay un rival, el ganador será designado el 11 de julio.

  • 1