Maíllo se propone acabar con "tanto coronel" en las empresas públicas

Garantiza que IULV-CA seguirá "luchando" por un Presupuesto que aumente los impuestos "a quienes más tienen y menos pagan".

el 03 nov 2013 / 18:46 h.

El coordinador general de IULV-CA, Antonio Maíllo. / EFE El coordinador general de IULV-CA, Antonio Maíllo. / EFE El coordinador general de IULV-CA, Antonio Maíllo, ha garantizado que su formación seguirá "luchando" para aumentar los ingresos del Presupuesto de la Junta para 2014 a través de impuestos "a quienes más tienen y menos pagan", añadiendo, además, que sigue "vigente" la propuesta del impuesto a las grandes superficies comerciales, con el objetivo de que las "grandes plusvalías" que generan, a través del consumo de los andaluces, "repercuta parcialmente en la Comunidad.   En una entrevista concedida a Europa Press, Maíllo ha insistido en que el Presupuesto del próximo año "no está cerrado" porque la "realidad excepcional" que vivimos en estos momentos hace que haya que plantearse posibles modificaciones "a lo largo del año". "En 2014 habrá que abordar sí o sí la capacidad tributaria de la Comunidad dentro del gran debate de la financiación autonómica", ha añadido.   El dirigente de izquierdas ha destacado que la presencia de IULV-CA en el Gobierno ha hecho posible unos presupuestos "con políticas en favor de la mayoría" y ha "abierto caminos" que no habrían estado sobre la mesa con otros gobiernos. Entre ellos, ha destacado el banco de tierras, la banca pública o la reestructuración del sector del sector público "para que sea más útil y cumpla su función".   En relación a dicha reestructuración, ha considerado que hay eliminar "tanto coronel", siendo además "escandaloso" que haya salarios en las empresas públicas que están por encima del de la presidenta de la Junta, Susana Díaz. En su opinión, son momentos "en los que todo el mundo tenemos que apretarnos el cinturón, pero especialmente quienes más ganan".   Maíllo ha defendido también reducir al máximo las externalizaciones por parte de la Junta y ha considerado "buenos ejemplos" a seguir la reducción de cargos directivos y de pluses que se han llevado a cabo en empresas públicas como EPSA o Turismo Andaluz, ambas dependientes de consejerías dirigidas por miembros de IULV-CA.   El dirigente de izquierdas ha destacado la importancia del acuerdo entre PSOE-A e IULV-CA para realizar un análisis del sector público "empresa a empresa" sin medidas lineales. "Lo más fácil sería el mismo criterio para todos, pero no se puede atender de manera igual a lo que es desigual", ha considerado Maíllo.   Y es que, según ha explicado, hay que actuar con "proporción" y afrontando con rigor un estudio "a la carta y no con un menú igual para todos". Para Maíllo, lo importante es que este mes de noviembre se va a empezar a analizar este asunto, para lo que IULV-CA va a crear un grupo de trabajo.   ESPERA QUE NO HAYA VOTOS DE IULV-CA EN CONTRA DEL PRESUPUESTO   Tras reconocer que espera que no haya votos de IULV-CA en contra del Presupuesto como sí ocurrió en el pasado ejercicio y que los diputados asuman lo acordado por la dirección, el líder de la federación de izquierdas ha restado importancia a las "tensiones" vividas entre las dos formaciones que sustentan al Gobierno andaluz durante la negociación de las cuentas públicas.   "Son las tensiones lógicas como las que hay en un partido o en un gobierno monocolor y las relaciones no tienen que deteriorarse ni tampoco tenemos que tener idilios amorosos", ha señalado Maíllo, quien ha hecho hincapié en que hay dos fuerzas políticas autónomas y que están vinculadas con un acuerdo de gobierno que hay que cumplir.   Asimismo, se ha mostrado convencido de que si IULV-CA tuviera mayor representación parlamentaria podría ser "más audaz" en la acción y el presupuesto de la Junta habría sido más "ambicioso, rebelde y de resistencia" a las políticas neoliberales impuestas por el Gobierno central.   Tras destacar que "en cuanto" la situación económica lo permita, IULV-CA impulsará la restitución de los derechos sociales y laborales perdidos en los últimos presupuestos, Maíllo ha aseverado que uno de los asuntos con los que su formación está "menos insatisfecha" es con el blindaje de las políticas sociales.   "En Andalucía ni privatizamos ni despedimos de forma masiva. Mientras, en Castilla-La Mancha y Madrid, dos comunidades que suman la misma población que Andalucía, se han despedido a 95.100 empleados públicos", ha señalado el coordinador general de IULV-CA, que ha advertido que el camino de los despidos y el de las privatizaciones "siempre es el más fácil".  

  • 1