Local

Mairena del Alcor recupera el entorno de su castillo

El olivar que circunda el Castillo de Luna de Mairena del Alcor acaba de recibir 1,8 millones de euros, algo que permitirá no sólo su acabado para convertirlo en parque de la fortaleza, sino también complementarlo con el Mirador del Escarpe, otra zona verde anexa.

el 16 sep 2009 / 06:37 h.

TAGS:

El olivar que circunda el Castillo de Luna de Mairena del Alcor acaba de recibir 1,8 millones de euros, algo que permitirá no sólo su acabado para convertirlo en parque de la fortaleza, sino también complementarlo con el Mirador del Escarpe, otra zona verde anexa.

El alcalde mairenero, Antonio Casimiro Gavira (PSOE), y el consejero de Vivienda y Ordenación del Territorio, Juan Espadas, firmaron un convenio para unas actuaciones que toman como partida el proyecto elaborado por la arquitecta Elena Navarro, que será adaptado a la nueva ley de protección del patrimonio.

Lo que cambiará será la situación del laboratorio de observación e interpretación de aves y el restaurante-cafetería previsto en los espacios cercanos al auditorio de la Casa Palacio de los Duques de Arcos, a los que habrá que buscarles una nueva ubicación.

El proyecto ya cubrió su primera fase, consistente en el trazado de los caminos del interior del antiguo olivar, en cuyos laterales inferiores se instalarán dispositivos de recogida de las lluvias, que evitarán así los problemas de erosión que estos suelos padecen en casos de precipitaciones intensas. Las aguas serán canalizadas al pozo existente en la zona inferior del bosquecillo de olivos, cerca de la cancela que da acceso a la puerta del castillo, y se utilizarán para regar los olivos y resto de jardines.

El Ayuntamiento de Mairena del Alcor ha llevado este espacio al Programa Regional de Espacios Públicos (PREP), dirigido a la puesta en valor de zonas verdes urbanas, con los que se mejora la calidad de vida mediante pulmones verdes.

En cuanto al anexo del Mirador del Escarpe, que se abrirá desde la otra orilla de la calle hasta las traseras del colegio Isabel Esquivel, su vegetación la integrarán almeces, algarrobos y encinas. Será un magnífico lugar de avistamiento de la Vega de Carmona. El resto de elementos serán bancos y merenderos rodeados de mucha vegetación autóctona.

  • 1