miércoles, 20 marzo 2019
19:58
, última actualización
Cultura

Málaga se interesa por la "valiosa" colección de Mariano Bellver

El Ayuntamiento de Málaga se interesa por estas obras de arte, aprovechando que Sevilla lleva doce años sin decidirse a aceptar el ofrecimiento.

el 05 dic 2013 / 22:08 h.

BELLVER Mientras el Ayuntamiento de Sevilla y la Junta de Andalucía llevan cerca de doce años mareando la perdiz con la colección de arte que Mariano Bellver se ha ofrecido insistentemente a donar a la capital hispalense, el Consistorio de Málaga ha tardado poco en ponerse a estudiar la posibilidad de incorporar estos valiosos lotes de pintura y escultura a sus fondos municipales. Hace unas semanas, el propio coleccionista bilbaíno –sevillano de adopción–, de 87 años de edad, se confesó harto de recibir largas y de esperar a que las administraciones aceptaran su donación y le buscaran un lugar digno a sus lienzos, por lo que brindó al resto de ciudades de Andalucía la posibilidad de regalarles sus obras, tasadas en unos diez millones de euros. Entre las capitales que mencionó entonces estaba Málaga, que no ha tardado demasiado en poner sus ojos en este tesoro que este mecenas ha compilado a lo largo de su vida y cuyo destino parece incierto. El concejal de Cultura malagueño, Damián Caneda, ha explicado a este periódico que han estado mirando con detenimiento esta oferta. “Ya conozco la colección Bellver, y la miramos con mucho interés, porque es realmente valiosa”, dijo. El edil reconoció que en estos momentos el Ayuntamiento no se plantea asumir un proyecto de este tipo, aunque añadió que “si se le puede encontrar un hueco, sería muy interesante” para la oferta cultural de su ciudad. “Hace seis meses estuve estudiando esa colección”, indicó Caneda, que valoró que “son unas pinturas que tienen mucho de Sevilla y, por ende, de Andalucía”. El concejal se mostró convencido de que si Bellver no tiene suerte con las instituciones sevillanas, “seguro que hablamos con él”, aunque confesó que deberían buscar el encaje a estas obras, ya que la mayoría coincide con un “espacio artístico” que Málaga ya tiene cubierto con el Museo Carmen Thyssen, aunque “nunca es malo crecer”. A su juicio, éste sería el único escollo, puesto que “la época y la temática de los lienzos ya están presentes en esa pinacoteca, que recoge pinturas costumbristas y autores que estarían presentes en ambas colecciones”. Hace más de diez años que Bellver ofreció a Sevilla su colección, una muestra de pintura de más de 330 cuadros, la mayoría de ellos adscritos a las corrientes costumbristas y regionalistas andaluzas del siglo XIX, y más de 300 piezas de mobiliario y objetos de arte decorativo. Tras mucho insistir, en 2009 Junta y Ayuntamiento pactaron “aceptar la cesión de la colección con el objeto de ponerla a disposición de la ciudad” y acordaron la creación de un órgano de gestión que se encargaría de ella. Pero este preacuerdo nunca se sustanció. Tras cambiar el color del gobierno municipal y el rostro de la Consejería de Cultura –varias veces– la cuestión Bellver ha pasado a un segundo o tercer plano, y nadie quiere afrontar este asunto. Ambas administraciones le ofrecieron el Museo de Bellas Artes, una vez ampliado a través del Palacio de Monsalves, como sede para la mayoría de las piezas. Sin embargo, el Gobierno central ha aplazado sine die este proyecto, lo que deja la donación de la colección en el aire. Ni la Junta ni el Ayuntamiento han vuelto a mostrar interés. Sólo la Fundación Cajasol ha manifestado su deseo de incorporar a su futuro museo de la Plaza de San Francisco parte de sus cuadros del bilbaíno, aunque para ello Antonio Pulido, presidente de la entidad, demandó la participación de Consistorio y Junta. Para salir de dudas no habrá que esperar demasiado, ya que Cajasol tenía la intención de presentar el diseño de su futuro museo antes de que acabe el año. Ahí se verá si cuentan o no con los cuadros de este coleccionista, que ofreció por primera vez su colección a la alcaldesa Soledad Becerril en enero de 1998.

  • 1