miércoles, 20 marzo 2019
22:35
, última actualización
Local

Malaya: una causa "terrorífica"

Los defensores de los abogados imputados denuncian excesos de la Policía durante el procesoal asumir el papel del juez en una instrucción que causó "terror" a sus clientes.

el 26 oct 2009 / 21:03 h.

TAGS:

Las defensas de los abogados del despacho Sánchez Zubizarreta-Soriano Pastor, procesados en el caso Malaya por crear presuntamente un entramado societario para blanquear dinero de Juan Antonio Roca, supuesto cerebro de la trama, calificaron ayer de "terrorífica" la instrucción porque que los imputados la vivieron con "terror", ya que "la Policía ha ido asumiendo el sitio del juez" en el caso.

 

"La instrucción fue terrorífica, y cuando digo terrorífica es porque hubo terror. Este letrado puede dar fe de que hubo terror en sus defendidos", explicó el abogado Horacio Oliva, quien expuso ante el Tribunal de la Sección Primera de Málaga los recursos contra el auto de procesamiento de cuatro abogados de dicho despacho profesional. El juez revisará hasta 62 alegaciones estos días.

El letrado aseguró que "un policía y un funcionario de Hacienda" son los que han realizado los informes sobre los que pivota la instrucción, incluyendo el auto de procesamiento y el que resuelve los recursos de reforma, mientras que el juez se ha limitado a "copiar" dichos informes, que "partían de sospechas, de hipótesis", y "no ha tamizado los hechos".

"Hay jueces, y no me refiero a la razón de edad, sino que casi siempre tiene relación con el acceso al estrellato, que firman en barbecho lo que les pone la Policía, y aquí se han firmado en barbecho hasta las intervenciones telefónicas de los letrados en las celdas de los detenidos", denunció Oliva.

Francisco Soriano Zurita, en nombre del también abogado Manuel Sánchez Zubizarreta -ambos socios del despacho y procesados en el caso-, aseguró que "quien piense que vive hoy en un país seguro y con tutela judicial está equivocado, vivimos en un país policial", criticando "la falacia que ha creado la Policía", que el juez "ha asumido". "Somos conductores de Fórmula 1 y en la primera curva que nos ponga la Policía un poco de arena, nos estrellamos", aseguró Zurita. El peor día, dijo, fue el 29 de marzo, cuando "con la prensa en la puerta", se produjeron los arrestos.

  • 1