Deportes

Malestar entre asociados de PNB por ser acreedores del Betis

El club incluyó en el concurso el dinero que les debe por la convocatoria del 13-D pero no el alquiler del hotel, que sí pagó, ni los honorarios del presidente y ahora administrador concursal, que sí ha cobrado.

el 25 feb 2011 / 21:47 h.

El Betis se ha acogido a la Ley Concursal, con lo que aplaza el pago de las deudas contraídas antes de entrar en concurso. Hasta ahí, todo normal. La curiosidad, o una de ellas, es que entre los acreedores del club verdiblanco figura su segundo máximo accionista, la asociación Por Nuestro Betis (PNB), que gracias a años de sindicación representa más del 6% del capital social. Sólo Farusa, con ese 51% que ahora está en manos de los tres administradores judiciales, posee más acciones. Pues bien, el caso es que PNB aparece como acreedor del Betis por su participación en la junta extraordinaria de accionistas del pasado 13 de diciembre: fue esta asociación la que consiguió que se celebrase, por medio de una petición al juzgado de lo Mercantil, y por tanto fue PNB la que tuvo que hacerse cargo de los gastos inherentes a su convocatoria, entre 6.000 y 7.000 euros.

Para recaudar esa cantidad, PNB tuvo que acudir a aportaciones particulares de varios de sus componentes. Contaban entonces con que el club les devolviese el dinero una vez formalizado el nuevo consejo de administración, pero he aquí que no ocurrió así. El consejo no atendió el débito y los administradores concursales incluyeron la cantidad dentro del concurso, con lo cual estos béticos no saben ni cuándo ni cuánto van a cobrar.

El malestar es patente entre varias de esas personas y acabó saliendo ayer a la luz a pesar de los intentos de la directiva, que no desea polemizar ni colocar ningún obstáculo al actual consejo. Lo que irrita a esos asociados de PNB es que el club decidió no pagarles pero en cambio sí satisfizo el alquiler de la sala donde se celebró la junta y, sobre todo, los honorarios del presidente de la asamblea, Antonio Jesús González Díaz, que a su vez es administrador concursal del Betis. Ese gesto no les ha parecido ni elegante ni apropiado. El lunes, una representación de PNB se reunió con el vicepresidente, José Antonio Bosch, pero no sacaron mucho en claro.

Como broches de esta historia, dos datos. El primero, que PNB ya respaldó públicamente la decisión del consejo de pedir la concursal el pasado 28 de diciembre: "Desde el principio PNB ha apostado por esta vía como forma de hacer frente a la delicada situación económica", decía en una nota. El segundo, que el expresidente Jaime Rodríguez Sacristán se ofreció a pagar, pero PNB rechazó la propuesta por coherencia con su línea de oposición al anterior consejo.

  • 1