Local

Malizzia&Malizzia levanta su voz contra el machismo

La sevillana publica ‘No queda tiempo’, un álbum donde vuelve a mostrar su vena comprometida.

el 21 abr 2011 / 07:13 h.

TAGS:

La cantante sevillana siempre se ha implicado en causas sociales.

Parece un guiño irónico, pero después de titular su último disco Quedan diez minutos (2010), la cantante María José Montano, más conocida como Malizzia&Malizzia regresa a la actualidad con No queda tiempo, un disco en el que vuelve a mostrar su perfil más comprometido. "Si el álbum anterior contenía ese guiño sobre la crisis del mercado discográfico, ahora se trata de alzar la voz contra la violencia de género, pues la canción de la que tomo el título incide en este problema de nuestros días", explica la artista.

Publicado por Fods Records, el sello en el que vieron la luz los cuatro primeros trabajos de Malizzia&Malizzia, esta nueva entrega contiene diez temas, de los cuales siete ya eran conocidos por los seguidores de la cantante -y han sido regrabados para la ocasión- y tres son rigurosamente inéditos, incluyendo el mencionado No queda tiempo.

Fue a partir de una propuesta que tanto Montano como su colaborador, el compositor Manolo Pruaño, hicieron al área de Igualdad del Ayuntamiento de Sevilla, cuando empezó a tomar forma este proyecto. "Siempre hemos hecho muchos temas sociales, no sólo de amor y desamor", asevera la cantante. "Hemos hablado en nuestro repertorio sobre la prostitución, la homosexualidad -que era un auténtico tabú, allá por el 92- o el problema de la droga. Quienes vivimos hacia fuera a menudo observamos más, y nos dimos cuenta de que la violencia de género es un problema de todos los días. Y todos deberíamos implicarnos más", agrega.

Para la artista, "la clave de todo es la educación, la información. Por suerte, las mentalidades han ido cambiando, pero para mucha gente hasta hace poco que un marido le pegara a su esposa era de lo más normal. Lo raro era lo contrario", explica.

¿Puede una canción cambiar las cosas? Malizzia&Malizzia no lo duda: "Pienso que a alguien siempre le llega. Lo que está claro es que quienes tenemos un micro o una pluma tenemos una responsabilidad, porque para mucha gente somos un ejemplo a seguir. Y yo no me cansaré de intentarlo. Si mi canción llega a mil personas, y cinco se conciencian, ya habré conseguido mucho", añade.

Cuenta también Malizzia&Malizzia que también canta "al desamor, porque creo que inspira más que el amor. Las espinitas dan más juego", afirma. Y respecto al modo en que sus letras han ido cambiando, comenta: "Creo que he ido aprendiendo mucho todos estos años. No imito a nadie, pero evidentemente siempre tienes referencias. Pero también en eso he ido evolucionando, escuchando todo tipo de música y empapándome de cuanto me llega. Al principio, todos somos más pardillos y cualquier cosa te alucina, pero con el tiempo te vas volviendo más selectivo y escoges lo mejor de cada cual".

¿Y quiénes son los cada cual que la cantante frecuenta? ¿Qué lleva, por ejemplo, en el reproductor del coche? "A decir verdad, para empezar, mis discos, porque me ayudan a ensayar mientras voy conduciendo", confiesa. "Y luego están Ricardo Arjona, que me encanta; Alejandro Sanz, aunque sólo algunos de sus discos; los Beatles, El Canto del Loco, y también me gusta descubrir a gente nueva, como Pura Vida, que todavía no han sacado su primer disco, pero tienen una frescura que les va a asegurar el éxito, sin duda", enumera la artista.

Producido por Lolo Álvarez, a la sazón responsable de las guitarras del disco, No queda tiempo cuenta con músicos de contrastado prestigio como el batería Joaquín Migallón, el teclista Jordi Cristau o el bajista conocido como El Popo. Y, como siempre, cuenta con la aportación de Manolo Pruaño como compositor. "De las letras siempre me he ocupado yo, De la música no, ¡sólo sé poner cuatro acordes en la guitarra! Pero escribo desde pequeña, hasta conservo la libretita del instituto", recuerda la cantante.

Aunque la música de Malizzia&Malizzia es etiquetable como pop, no puede ocultarse un claro acento sureño, también influenciado por corrientes muy diversas. "Soy del Sur y eso tiene que manifestarse de alguna manera. Aunque no haga flamenco, es algo que está ahí, como los aires de Brasil, porque en nuestro comienzo hacíamos mucha bossa. Pero lo que de veras me gustaría hacer en el futuro, es un disco de boleros", afirma.

Y sobre la situación actual de la música, concluye que "siempre ha sido una lucha, pero ahora está todo más comercializado que nunca. Quienes llevamos años lo tenemos un poco mejor, pero para quienes empiezan se les tiene que hacer un mundo", apostilla.

  • 1