Local

Malos tiempos para estar vacío

El inmueble del Puerto entre la Raza y Bueno Monreal, destrozado y sin pretendientes.

el 30 jul 2012 / 19:48 h.

TAGS:

El edificio del Puerto estuvo ocupado por oficinas hasta hace un año y ahora luce destrozado, sin ventanas ni cables.

La historia se repite. Si hace un mes Detea informó de que el Ayuntamiento le entregó el edificio de la Policía Local en la avenida de Américo Vespucio de la Cartuja con las ventanas rotas, el cableado de cobre arrancado, sin puerta principal, sin techos... como si un huracán lo hubiese arrasado, por lo que estudia denunciar al Consistorio por dejarle el inmueble que compró en 2008 "en ruinas", ahora es un particular el que denuncia que otro edificio también está en las mismas condiciones, esta vez, propiedad del Puerto de Sevilla.

En concreto, la denuncia se refiere al edificio del Puerto en la esquina de la avenida de la Raza con Cardenal Bueno Monreal, que ha sido asaltado y vandalizado, de ahí que la Autoridad Portuaria decidiese tapiar el perímetro para evitar la entrada de "más ladrones e intrusos".

Lo cierto es que éstos se han llevado los cables de cobre de, por ejemplo, la instalación eléctrica y el sistema de climatización, así que faltan trozos de techo y ventanas, como se puede apreciar en las fotografías. Además, el entorno del edificio está en muy mal estado.

Según fuentes de la Autoridad Portuaria consultadas por esta redacción, el edificio está vacio desde hace alrededor de un año, cuando la Empresa Pública de Suelo de Andalucía (Epsa) de la Junta dejó las oficinas que tenía allí tras la concesión realizada por el Puerto.

Desde entonces, la Autoridad Portuaria está buscando otra empresa que esté interesado en alquilar el edificio o contar con una concesión administrativa, pero la crisis impide por ahora que se reutilice este edificio de oficinas construido hace unos veinte años.

Con todo, la Autoridad Portuaria rechaza que haya habido desidia o desinterés por su parte a la hora de conservar este edificio, vandalizado al igual que otros muchos en Sevilla como consecuencia de la precaria situación económica y el alto precio del cobre.

  • 1