miércoles, 24 abril 2019
14:17
, última actualización
Cultura

"Mamá, que a ese señor se lo va a comer el libro"

el 09 may 2010 / 20:04 h.

La amenaza de lluvia no pudo disuadir finalmente a los valientes padres y madres sevillanos que, desafiando las primeras gotas y las predicciones meteorológicas, se dirigieron ayer por la mañana a la Plaza Nueva, carrito en mano, decididos a introducir a los más pequeños de la familia en el sano y apasionante hábito de la lectura. Aprovechando la jornada dominical, la Feria del Libro organizó en la la carpa central la representación del espectáculo infantil Deletreando, a base de sketchs en los que se mezclaron máscaras, sombras chinescas, títeres, mimo de ilusión con el grupo Flash Teatro.


El objetivo de este montaje fue introducir al espectador en un mundo de fantasía y magia, a través de pequeñas historietas contadas por varios actores, que emplearon libros desplegables de los que emergieron personajes como la Princesa Pánfila o un Tiranosaurio.

“Papá, un libro que habla” o “Mamá, que a ese señor –el actor– se lo va a comer el libro –del que asomaba en ese momento un monstruo–” fueron algunas de las frases que se escuchaban en las primeras filas del improvisado teatro, en las que se agolpaban decenas de pequeños acompañados por sus padres.Este jovencísimo público se transportó, a través de estos cuentos que cobraron vida, al interior de esas historias que escondidas en volúmenes, hasta entonces, cerrados en las estanterías de una ficticia biblioteca.

Pero ésta no fue la única actividad dirigida a los más pequeños de la mañana de ayer. Tras este espectáculo se presentó Este loco mundo, un libro de cuentos ilustrado para niños de José María Gómez Valero, Miguel Ángel García Argüez y David Eloy Rodríguez.
Incluso los mayores volvieron a sentirse niños en la feria ayer, gracias un cuentacuentos organiza Colectivo La Madeja-Ombú, titulado Cuentos para gente grande. Y es que, en época de crisis, los adultos también necesitan refugiarse en la fantasía.

  • 1