Local

¿Mandato ingobernable?

O se calman las ejecutivas provinciales de PSOE e IU-CA o los ayuntamientos pueden saltar por los aires.

el 12 jun 2011 / 20:11 h.

TAGS:

Investidura de Manuel Camino, alcalde socialista de Gines, uno de los que se puede ver afectado por la crisis PSOE-IU.
Las elecciones municipales del 22-M han dado como resultado 28 gobiernos en minoría -20 más que en 2007- y varios pactos, algunos de los cuales han elevado la tensión entre las direcciones provinciales de IU-CA y PSOE hasta límites aún por conocer.


El duelo en Los Alcores: Mairena del Alcor vs Carmona, es el que ha dado la puntilla, más aún cuando todos sabían que lo que decidiera la asamblea local mairenera, si pactaba o no con el PP entregando el gobierno a los populares, estaba directamente relacionada con lo que se haría en Carmona en el pleno del sábado, aunque los ediles socialistas de este último no estuvieran de acuerdo, como denotaban sus caras y la ausencia del alcalde saliente, Antonio Cano.

Pero lo que ahora interesa saber es en qué va a afectar esta herida abierta en el resto de municipios que penden de un hilo -empates entre PSOE y PP donde la abstención del o los ediles de la coalición de izquierdas ha permitido la investidura del alcalde socialista, en su mayoría-.

Por el momento, este mediodía el secretario provincial del PSOE de Sevilla, José Antonio Viera ha convocado a los medios para "valorar la situación de los acuerdos municipales" en los ayuntamientos de la provincia, e igual medida apuntaron desde IU-CA en la tarde-noche del sábado cansados de que el PSOE les acusara de pactos contra natura cuando, afirman, ellos le han dado a los socialistas 19 alcaldías y éstos sólo cinco a la coalición.

Nada hace prever que, por el momento, las comparecencias se destinen a aplacar los ánimos para salvar los acuerdos alcanzados para dejar gobernar al otro, y todo apunta a que irá a más, sobre todo por las connotaciones que la supuestamente recuperada pinza PP-IU está tomando en todo el Estado, incluida la presidencia de Extremadura.

Pero volviendo a la provincia, en principio hay que descartar problemas en los pactos cerrados entre ambas formaciones, como el de Arahal, Pilas, Villanueva del Ariscal o Marchena, donde a priori y salvo que la situación se radicalice mucho no debe haber cambios de momento. Pero, la situación recuerda al verano de 2009, cuando el PSOE presentó una moción de censura en La Algaba días después de que Izquierda Unida arrebatara a los socialistas el gobierno en minoría que tenía en Badolatosa, y que puso en peligro otros acuerdos entre ambos, como el de Osuna, que también se rompió aunque el PSOE siguió en el Gobierno en minoría.

Cuando esto sucedía, había transcurrido la mitad del mandato, pero ahora la situación parece ser la misma. O peor, por la inestabilidad de los consistorios en minoría.
Aunque no es predecible que desde un principio se planteen mociones de censura, y ni siquiera que los concejales, al menos de IU-CA obedecieran en esta ocasión una ruptura planteada desde la ejecutiva provincial o regional, cuando hasta ahora han llevado a rajatabla y pese a quien pese su independencia bajo el lema "cada pueblo es cada pueblo", sí lo sería que los ayuntamientos se vuelvan ingobernables, que en ningún caso se llegue a acuerdos para aprobar medida alguna, por muy nimia que ésta sea. Le pueden preguntar al alcalde saliente de Écija, Juan Wic (PSOE), que a lo largo de los últimos cuatro años tuvo que soportar el rechazo de muchas de sus propuestas por el tripartito opositor formado por PP, PA y PSEI.

En este caso, el más interesado en aplacar los ánimos es el PSOE, que es el que más tendría que perder. Para aprobar cualquier medida, desde el primer pleno van a necesitar la abstención o el apoyo de IU-CA en Gines, Castilleja de la Cuesta, Castilleja de Guzmán, Aznalcázar, Alcalá del Río, El Cuervo, El Garrobo, El Saucejo, Gerena, Olivares, Valencina de la Concepción y hasta Lantejuela (IU perdió tres de sus cinco ediles y la dio por perdida, sin posibilidad de pactos), mientras que los socialistas pueden hacer lo mismo en Carrión de los Céspedes, Isla Mayor, Almensilla y en Los Palacios y Villafranca.

El resto de gobiernos en minoría afecta al PP, PA y a los independientes de Nueva Izquierda en Fuentes de Andalucía. Y en algunos, como en Lora del Río habría que llegar a un improbable cuatripartito opositor que ya fue propuesto el pasado viernes para arrebatar la Alcaldía a Javier Reinoso.

Habrá que esperar cómo respiran las direcciones de las dos fuerzas políticas de izquierda. En sus manos está y puede que los ciudadanos no entendieran una cascada de rupturas o unos gobiernos ingobernables cuando es muy necesario el consenso para hacer frente a los problemas que verdaderamente les atañe.

  • 1