Local

Manjares para los más sibaritas

Los aromas y colores se fundían en un festín de manjares preparados para soportar las críticas de los más sibaritas en esto de la gastronomía. El jurado del concurso de vinos Cinve sumaba ayer a sus catas ya habituales la degustación de los mejores productos de la tierra.

el 15 sep 2009 / 16:49 h.

TAGS:

Los aromas y colores se fundían en un festín de manjares preparados para soportar las críticas de los más sibaritas en esto de la gastronomía. El jurado del concurso de vinos Cinve sumaba ayer a sus catas ya habituales la degustación de los mejores productos de la tierra.

Ni los más modernos manjares de la comida rápida, ni las más elaboradas recetas extranjeras tenían cabida en esta singular muestra de enogastronomía -es decir, de vino y comida- que se celebraba ayer en el seno del Concurso Internacional de Vinos y Espirituosos Cinve 2008. Lo que se promocionaba en los salones de la Hacienda de Quinto, de Dos Hermanas, era el producto andaluz, en combinación, claro está, con los vinos de la tierra y que hacía derretirse a los paladares más exquisitos entre cata y cata: "Para mí, uno de los mejores manjares es el jamón serrano acompañado de una buena manzanilla", afirmaba convencido Jimmy Lim, un catador y exportador de vinos de Indonesia que se mostraba ayer "encantado con la calidad" de las tasting-tables (mesas de pruebas) del concurso. Como él, la holandesa Janna Pisjma, experta en vinos, se declaraba una enamorada de los caldos andaluces que cada vez "casan mejor con la gastronomía de Holanda" y, por supuesto abogaba por "los productos naturales de la tierra como los que se hacen aquí". La variedad de idiomas, culturas, gustos, países y gastronomía, se concentraba ayer en un único lugar, la hacienda nazarena de Quinto. Y es que, si algo se está consiguiendo con estas jornadas es la "hermandad y el conocimiento mutuo" entre todos los participantes, tal y como apuntaba el periodista de la BBC londinense, Juan Carlos Rincón.

Pero ayer no sólo era un día para los sabios en enología. Varios invitados ajenos al mundo de los caldos pudieron testar las muestras expuestas y participar en las catas del concurso con unas nociones básicas sobre cómo valorar estos zumos de uvas. "Se evalúa todo", apuntaba la directora del Laboratorio de Análisis Sensorial de Madrid, María Eugenia Rozas, "desde cómo se capta el vino visualmente, hasta su aroma y su sabor". El asombrado auditorio que atendía a la variedad de matices evaluados parecía tenerlo claro: "Los vinos blancos y jóvenes son más fáciles de degustar". Pero para los que ya tienen oficio "los tintos de reserva y crianza siguen siendo una joya", apuntaba Rozas.

Las catas de las muestras participantes finalizan hoy con una entrega de diplomas. Aún habrá que esperar hasta mañana para saber cuáles son los mejores vinos del mundo.

  • 1