miércoles, 24 abril 2019
21:20
, última actualización

Mano de obra barata pero cualificada

El primer informe anual del Observatorio Andaluz de las Migraciones rompe estereotipos sobre el perfil de los inmigrantes al revelar que su nivel de estudios es superior al de la población autóctona.

el 11 oct 2009 / 19:33 h.

Son mano de obra barata, acaparan el empleo temporal y han sido los primeros despedidos con la crisis, pero su preparación es superior a la de los nativos. Los inmigrantes arrastran un desajuste entre su formación y su categoría laboral que empezaba a limarse cuando la crisis ha truncado toda esperanza de ascender.

El primer informe anual del Observatorio Permanente Andaluz de las Migraciones , elaborado por el IESA para la Consejería de Empleo, analiza la evolución de la inmigración en Andalucía durante la última década y revela un perfil del inmigrante que rompe algunos estereotipos.

La mayoría tiene entre 22 y 45 años y dos de cada tres marroquíes o subsaharianos son hombres mientras que la proporción de sexos se invierte entre los latinoamericanos y europeos no comunitarios. Pero en cuanto a su nivel de estudios, no se puede juzgar por los empleos que tienen.

Según la nacionalidad, entre el 64,8 y el 70,2% tienen estudios secundarios, una proporción que entre los andaluces sólo llega al 52% (únicamente en los africanos es menor, 41%). La tasa de personas sin estudios entre los nativos (16,6%) duplica la de los extranjeros (7,9% en total con índices, como el de Europa del Este, del 2,62%, por debajo incluso de los ciudadanos comunitarios). La Europa extracomunitaria también supera a la población autóctona en cuanto a universitarios, con un 17,5% frente al 13,5% en Andalucía, tasa similar a la de Latinoamérica.

"En muchos casos son gente que en sus países de origen no encuentra un empleo bien remunerado y prefieren tragar con un empleo menos cualificado pero muchísimo mejor pagado, algunos pensando en ahorrar un tiempo para volverse a su país y otros en ir poco a poco mejorando aquí", argumenta el director del estudio, Sebastian Rinken.

Sin embargo, esa posibilidad de ascenso profesional con el tiempo que "estaba empezando a mejorar un poco" se han visto truncada por la crisis, que ha expulsado del mercado laboral en primer lugar a los inmigrantes (15,27%de los parados a final de 2008) por dos razones:acaparaban los contratos temporales (15,76% de los empleados así)y estaban mayoritariamente ocupados en los sectores más afectados, como la construcción (donde a final de año representaban el 10,12%) y la agricultura (15,28%). Las últimas cifras del INEM arrojan un balance de 61.470 inmigrantes entre los 823.530 desempleados en Andalucía con los que acabó septiembre.

Matrimonios mixtos. La pérdida de empleo tiene una segunda consecuencia:devuelve a los inmigrantes a una situación irregular, si bien según Rinken "sólo afecta a los que tienen permisos temporales para trabajar por cuenta ajena y hay muchos con permisos permanentes". Las últimas estadísticas del Ministerio de Trabajo de junio revelan 249.848 inmigrantes con permisos de residencia en vigor, el 40% permanentes y el resto temporales de uno o más años.

No obstante, el director del Observatorio reconoce que la precariedad a la que se ven abocados "puede hacer que valoren regresar a su país pero va a depender de muchos factores, no se puede decir que automáticamente se vayan ni tampoco que se queden como sea". Desde noviembre, sólo 870 extranjeros en Andalucía han solicitado acogerse al programa de retorno voluntario promovido por el Gobierno central para extranjeros parados.

Entre los factores de los que depende esa decisión destaca el estar casado o tener hijos escolarizados y en eso, la evolución en esta década es significativa. El número de matrimonios mixtos (4.333 en 2007) y de bebés con al menos un padre extranjero (11% del total de nacidos en 2007) se ha cuadruplicado, un síntoma de "integración" y de que la endogamia es cada vez menor tanto en la población autóctona como entre los inmigrantes.

En cuanto a si "el mensaje de que en España hoy el mercado laboral no es tan boyante que les llega a través de los medios y las redes sociales de inmigrantes" les disuadirá de venir, Rinken afirma que en 2008 "había un efecto de inercia" y será en los datos de 2009 -que se analizarán en el próximo informe- cuando se pueda ver cómo afecta.

  • 1