Local

Mano de santo para las trabajaderas

Dolores de espalda, calambres musculares, contracturas en la espalda y los gemelos, problemas articulares en el hombro, la espalda, las rodillas y los tobillos... Es el dolor de una Pasión que comienza el Viernes de Dolores.

el 15 sep 2009 / 01:39 h.

TAGS:

Dolores de espalda, calambres musculares, contracturas en la espalda y los gemelos, problemas articulares en el hombro, la espalda, las rodillas y los tobillos... Es el dolor de una Pasión que comienza el Viernes de Dolores.

De ahí que una año más, el Colegio de Fisioterapeutas de Andalucía haya puesto en marcha un centro de atención al costalero, junto con la Delegación municipal de Salud y Consumo, en la Casa de las Sirenas.

Como novedad, este año incluyen cinco fisioterapeutas más en plantilla, hasta un total de 25, coordinados por Isaac del Real. El centro estará abierto desde el Domingo de Ramos hasta el Sábado Santo de diez a dos de la tarde, y de cuatro a ocho. Los costaleros deberán mostrar su papeleta de sitio para poder ser asistidos.

Según explicó ayer Manuel Alcantarilla, secretario general del colegio, la atención se divide en tres partes; una para recibir a la persona y hacer una valoración preliminar sobre su estado de salud; una segunda es de tratamiento, y la última para los estiramientos. Para ello, han dispuesto seis camillas, diversos aparatos (ultrasonidos, infrarrojos y sistemas de corrientes eléctricas) que apaciguan el dolor. La atención siempre será gratuita.

Además, el Colegio de Fisioterapeutas de Andalucía ha editado 10.000 trípticos con algunas de las principales recomendaciones que deben tener en cuenta los costaleros para la prevención de dolencias y lesiones. Entre ellas, realizar un reconocimiento médico previo, evitar el sedentarismo, hacer un buen calentamiento y realizar ejercicios de estiramiento antes y después de la estación de penitencia.

Balance. El centro de atención al costalero suma ya ocho años de historia. En todo este tiempo, los fisioterapeutas sevillanos han atendido a más de 4.000 hermanos, una cifra que se incrementa de forma notable cada año y que obliga a dotar al dispositivo de más profesionales en cada edición.

"Es una buena prueba de que la iniciativa ha calado en el mundo de la Semana Santa sevillana y se ha consolidado como una necesidad básica de nuestros costaleros", apostilló el presidente del Colegio Andaluz de Fisioterapeutas, Miguel Villafaina. Prueba de ello es que de 210 hermanos que hicieron uso del servicio durante la primera edición del año 2000, se ha pasado a una media de 700 el año pasado.

  • 1