Deportes

Manolo Jiménez: "Mi afición de siempre, la del Sevilla, sabe valorar mi trabajo"

Un sevillista histórico que se mide por primera vez al equipo de su vida como entrenador del Real Zaragoza.

el 10 abr 2012 / 19:39 h.

Le contemplan 408 partidos como sevillista , club al que perteneció durante tres décadas y del que es el jugador con más participaciones en Primera División. Manolo Jiménez lo ha sido todo en el Sevilla menos una cosa, su rival. Mañana, el de Arahal vivirá por primera vez un partido en el Sánchez Pizjuán en el que no deseará que ganen los de blanco, pues ahora se debe al Zaragoza y a la empresa de salvarlo.

-¿Cómo vive el regreso a Sevilla y la primera vez que se va a medir ante el equipo de su vida?
-Es un partido especial, no sólo por la importancia de los puntos sino porque me enfrento a un equipo al que he pertenecido más de treinta años. Desde que era juvenil siempre le he defendido y ahora soy el rival. Eso sí, una cosa es la profesionalidad y otra los sentimientos, y hay que saber distinguirlos en momentos como éste.

-¿Sabe ya desde dónde verá el partido?
-Aún no porque hemos recurrido. En las imágenes se ve claramente que no molesto al árbitro, sólo le hago una observación sobre una falta anterior y con educación, se lee en los labios claramente lo que digo. Espero que ese recurso prospere. Mañana -hoy para el lector- dirán algo.

-¿Cómo cree que le recibirá la grada después su etapa como entrenador del Sevilla?
-No se puede decir blanco o negro. Jiménez es el jugador con más partidos en Primera, el entrenador que llevo al filial de Tercera a Segunda y que en tres temporadas ha tenido siempre al primer equipo en semifinales y final de la Copa del Rey, metiéndolo en Europa. Mi afición de siempre, que es la del Sevilla, creo que sabe valorar mi trabajo. Creo que me van a recibir con agrado.

-¿En qué lugar cree que acabará la temporada este Sevilla?
-No sé cómo va a terminar. Ahora lo veo bien porque tiene un buen equipo y aunque han pasado momentos mejores y peores a lo largo de la temporada, estoy convencido de que al final estarán arriba. Tienen calidad para lograrlo.

-Puede que Kanouté no juegue más con el Sevilla. Usted fue el técnico que más partidos le ha dirigido ¿Cómo recibe la noticia?
-Me gustaría mucho verle antes de que se marche para agradecerle todo lo que ha hecho por el Sevilla. Kanouté es un señor, y cuando digo un señor no lo digo sólo por sus cualidades futbolísticas, sino por muchas más cosas.

-¿Cree que le va a faltar tiempo para salvar al Zaragoza?
-Esperemos que no. Hace dos meses estábamos muertos, pero el equipo ha reaccionado y estamos en un buen momento. Quedan pocos partidos y estamos confiados en conseguir los puntos suficientes para mantenernos. Si así fuera, estaríamos hablando de que hemos hecho una segunda vuelta de Champions. Lo que sí está claro es que vamos a intentarlo.

-¿Se plantea seguir allí si se consuma el descenso?
-Ahora mismo no me planteo nada. Las cosas hay que hacerlas pasito a pasito y no mirar más allá de donde alcanza la vista. No quiero descentrar a nadie ni contribuir a que lo más importante no sea la permanencia. Hay encuestas en los medios locales y la gente está volcada conmigo, pero lo único importante es el Real Zaragoza.

-¿Le resulta duro estar metido tan abajo?
-Es una situación muy difícil, que no todo el mundo se siente con fuerzas para aceptarla. El Zaragoza es un equipo histórico que necesitó de mis servicios. Dudé una vez que llegué y conocí de primera mano la situación, pero después de la reacción del equipo y como me están tratando aquí estoy encantado y muy feliz por haber aceptado el reto. Cogí a un equipo último, con nueve puntos a falta de un partido para terminar la primera vuelta, y ahora sueño con devolverle con la permanencia el comportamiento que están teniendo conmigo.

-¿Su labor allí le ha servido para quitarse la etiqueta de ser el eterno entrenador del Sevilla?
-Y la que he hice en el AEK también. Allí llevaban nueve años sin ganar un título y lo conseguimos. He sido capaz de entrenar en un país diferente y me ha ido muy bien. El del Zaragoza es un reto diferente, el de mantener a un histórico. Todas las personas deberíamos sentirnos como aprendices eternos, aprender de cada día y de cada momento para ser siempre un poquito mejor. Es una doctrina que trato de mantener siempre.

-¿Se le valora mejor como entrenador fuera de Sevilla?
-Al filial lo cogí en Tercera y conseguí subirlo a Segunda. Al primer equipo llegué cuando estaba en la zona media baja de la tabla y lo metí en Europa. Yo creo que la opinión que tienen que tener de mí en Sevilla tiene que ser muy buena. En cuanto al resto de España, mi intención es labrarme un futuro en un equipo como el Zaragoza y vamos a ver lo que sucede de aquí a final de temporada.

  • 1