Local

Manuel Martín Cuenca presenta ‘La mitad de Óscar’

Almería, que fue el escenario del rodaje, aparece "como un personaje más" según el director, que ha contado con Antonio de la Torre

el 11 mar 2011 / 21:22 h.

TAGS:

El director y sus actores, en el cine Cervantes de Sevilla.

El Cine Cervantes de Sevilla fue el pasado jueves el lugar elegido para la presentación este viernes de la película La mitad de Óscar del director Manuel Martín Cuenca, un filme que cuenta con la colaboración de Canal Sur Televisión y que fue rodada íntegramente el pasado año en distintos puntos de Almería, y protagonizada por Verónica Echegui y Rodrigo Sáenz de Heredia, quienes encarnan a los dos hermanos de esta historia entreverada de secretos.

Tras su paso por el Festival de Cine de Toronto, el de Gijón, Estocolmo y La Habana, y próximamente Miami y Hong Kong, llegará a las salas españolas el próximo 18 marzo. Su distribución en España correrá a cargo de Golem Distribución. En rueda de prensa, el director de Malas temporadas y La flaqueza del bolchevique ha señalado como "un lujo" volver a rodar en Andalucía, lo que considera "una especie de asignatura pendiente".

Además, explica que la película se diseñó para el reencuentro con Almería "porque utilizamos el paisaje como un personaje más". "Almería es un territorio de frontera entre Europa y Africa, y ahí es donde ocurren las verdaderas historias, un lugar donde se habla de civilización", resalta.

Al hilo de lo anterior, Martín Cuenca -que califica este filme de "valiente y arriesgado"- apunta que esta historia "no podía existir sin Almería", porque "es el lugar perfecto" para contarla. La película, producida por La Loma Blanca en coproducción con 14 Pies Audiovisual y el Instituto Cubano de Arte e Industria Cinematográficos (Icaic), ha sido rodada más concretamente en el Parque Natural de Cabo de Gata-Níjar.

Además, el director, que se encuentra ya trabajando en un documental, explica que el título, La mitad de Óscar, hace referencia a la "quiebra" del interior de su protagonista, y preguntado sobre si esta cinta supone un giro en su carrera, contesta que "es una evolución lógica, de despegarse de ciertos elementos e instrumentos artificiales en un momento en que la tendencia es usarlos".

"Tras La flaqueza del bolchevique intenté hacer algo diferente, seguir explorando, así que esta película es un intento de exploración y de ir en contra, un espíritu de resistencia que no hay que perder nunca", destaca. Asimismo, dice que la decisión de quitar la música de este largometraje se debe a que "había que desnudarla de sentimentalismos y de todo lo que se pudiera convertir en cliché, así que el equipo de sonido hizo el trabajo de construir la música con los elementos que había en la escena".

Por su parte, el actor Rodrigo Sáenz de Heredia, quien da vida a Óscar, afirma que su personaje en este filme "es lo más grande que he hecho hasta el momento", mientras que para Antonio de la Torre, que encarna un taxista, ha apuntado que su personaje "ha sido una oportunidad de hacer algo diferente a lo que había hecho".

  • 1