Deportes

Manzano cava su tumba sevillista en Getafe

El Sevilla cae en el Coliseum con un planteamiento timorato, despide de la Liga de Campeones y pone en peligro sus opciones europeas.

el 16 abr 2011 / 17:57 h.

Viendo partidos como el que el Sevilla disputó ayer ante el Getafe es una auténtica desfachatez hablar de la Liga de Campeones, de remontadas épicas, escaladas, reacción y mejorías. Es una desfachatez marcar un objetivo tan alto para este Sevilla que navega en la tangente de la mediocridad y al que se le resfría Kanouté y pierde el norte. Podrá decir Gregorio Manzano que acudió al Alfonso Pérez con muchas bajas, y es cierto; que las ausencias además afectaban a tres de sus mejores hombres –Navas, Perotti y Kanouté–, y es cierto; que el equipo era un coladero y debía fortalecerse en defensa, y es cierto. Pero no es justificación para el planteamiento medroso, timorato, mediocre y excesivamente defensivo que utilizó en Getafe. Tampoco ofrece excusa alguna al hecho de que el Sevilla no trenzara una sola jugada en todo el partido. Tampoco vale para maquillar el desastroso balance ofensivo: primer remate a puerta en el minuto 67, dos remates en todo el encuentro. Y tampoco vale, en definitiva, para defender su gestión al frente del banquillo nervionense, de cuyo futuro ayer se alejó inexorablemente.

Exponer la película de tan horroroso encuentro por parte nervionense es exponer una sucesión de errores. La primera, ha quedado claro, del técnico, que ante un Getafe tocado y dubitativo –nueve jornadas llevaba sin ganar– recurrió al más equivocado de los planteamientos. No sólo en la forma, sobre todo en el espíritu. El equipo se olvidó de la pelota, se olvidó de atacar, solo defendía y buscaba balones largos, la mayoría sin sentido. El balance ofensivo fue de cero ocasiones y cero remates. Rakitic anduvo perdido, algo más escorado a una banda, Renato se ocupaba más de tapar la salida del balón del rival que de construir la propia, Dabo se topaba con sus limitaciones cada vez que pasaba del mediocampo y Cáceres... Cáceres fue el mejor del Sevilla en la primera mitad, al menos puso pundonor, ganas y por él, solo por él, llegaron las aproximaciones nervionenses.

El balance defensivo, al menos en la primera parte, sí fue más benévolo. Se marchó al descanso el conjunto nervionense con la portería a cero –noticia, tratándose del Sevilla– y sin pasar demasiados apuros, pese a un par de ocasiones getafenses en el tramo inicial del encuentro.

El tostón, en cualquier caso, era indescriptible. El Sevilla, con sus cinco defensas, con su cambio de sistema, se empequeñeció tanto que recordó al de otros tiempos. El Getafe, con sus limitaciones, con sus deficiencias, tampoco sabía por dónde hincarle el diente a los andaluces.

Sorprendentemente, Manzano no cambió nada en el descanso. El mismo sistema, los mismos jugadores, el mismo resultado. Ni una ocasión. Salió por fin Luis Alberto en el minuto 62, y pareció fugazmente que el equipo cogía otro aire y que incluso crecía. El entrenador sevillista incluso vio posibilidades de victoria y realizó dos cambios ofensivos, y sacó al campo a Capel y Alfaro.Pero entonces llegó lo que los sevillistas no esperaban pero a lo que poco a poco se van acostumbrando. El fallo defensivo de cada día. Ya habían avisado antes tanto Alexis como Fazio en sendos fallos, pero el argentino remató su desastrosa actuación como libre en una acción absurda en la que dejó que Miku recibiera un globo de Parejo. Varas había salvado ya antes, en una acción similar, un gol ante Sardinero, pero no pudo hacer nada ante el venezolano.Si desesperante y decepcionante había resultado el encuentro hasta ese punto, más triste aún fue ver cómo el Sevilla apenas podía levantarse de la lona tras el gol del Getafe. Ni una llamada al orgullo, ni una ocasión, ni un gol, ni una posibilidad. Manzano las ha agotado todas.

- Ficha técnica:


1 - Getafe: Ustari; Miguel Torres (Borja, min.75) "Cata" Díaz, Marcano, Mané; Víctor Sánchez, Casquero, Parejo, Adrián Sardinero (Mosquera, min. 83); Colunga y Miku (Arizmendi, min.60).

0 - Sevilla: Javi Varas; Cáceres, Fazio, Alexis, Fernando Navarro; Dabo (Capel, min. 75), Medel (Alfaro,min. 75) Rakitic, Renato; Rodri (Alberto, min. 61) y Negredo.

Goles: 1-0, min. 76: Miku;

Árbitro: Texeira Vitienes (Comité Cántabro): Mostró cartulina amarilla a Medel (min. 18), a Rodri (min.20), a Fazio (min.32) y a Fernando Navarro (min.86) por parte visitante. Por parte local, amonestó a Parejo (min. 38) y a Mané (min.79)

Incidencias: Partido correspondiente a la trigésimo segunda jornada de Liga de Primera División disputado en el Coliseum Alfonso Pérez de Getafe ante de 13.000 espectadores.

  • 1