sábado, 19 enero 2019
13:25
, última actualización
Deportes

Manzano: "En el Sevilla hay muy poca memoria"

"El año pasado quedamos quintos con la Champions como objetivo y parece que no entrar en ese podio fue un fracaso y que lo que se hizo no fue bueno, cuando la quinta plaza del año pasado fue excelente", recordó. 

el 15 mar 2012 / 21:08 h.

Gregorio Manzano, extécnico del Sevilla, cargó ayer contra el entorno.

En los últimos años, el Sevilla se ha convertido en un club en el que existe un baile de entrenadores que no beneficia para nada al equipo y que, además, no ha servido para encontrar el técnico indicado para manejar la nave nervionense. Uno de los últimos preparadores que ocuparon el banquillo del Sánchez Pizjuán fue Gregorio Manzano, que ha analizado varios meses después de marcharse su paso por el club blanquirrojo y el momento que se vive en Nervión.

El jiennense opinó que hizo un buen papel en su etapa como preparador del Sevilla, pero cree que lo que se le exige al equipo es demasiado. "El año pasado quedamos quintos con la Champions como objetivo y parece que no entrar en ese podio fue un fracaso y que lo que se hizo no fue bueno, cuando la quinta plaza del año pasado fue excelente", recordó.

"Llegué para recomponer a un equipo que estaba bajo de moral y que en el 80% de los partidos no pudo contar con Jesús Navas. En la Europa League caímos ante el campeón, en la Copa del Rey no llegamos a la final pero nos eliminó el Real Madrid con aquel gol famoso no pitado a Luis Fabiano. En la Liga el Sevilla ha estado en los últimos ocho años en Europa, dos de ellos en Champions, luego lo que logramos estaba dentro de la media. Todo ello en un año de transición, en el que nos tuvimos que reforzar con Medel y Rakitic en invierno", argumentó el de Bailén.

Según la opinión de Goyo Manzano, en el Sevilla falta algo de paciencia, y es que cree que el nivel de exigencia después de una época gloriosa es demasiado elevado. "Ahora hay diecisiete jugadores nuevos, la plantilla ha sufrido una renovación completa y, por tanto, pediría paciencia, que es lo que no se tuvo. Si en un año de transición se quedó quinto, siga con el trabajo ya hecho, vaya por este camino y, esto es muy importante, vamos a explicarle a la afición lo que queremos. Pero parece que aquí no hay ni tiempo, ni paciencia y, lo que es peor, ni memoria", expresó.

Además, Manzano reconoció que no le sentaron bien los rumores que situaban a Marcelo Bielsa en el banquillo sevillista mientras él era el técnico. "Salió en un periódico que se estaba negociando con Bielsa. Monchi me dijo que era incierto y estaban hablando conmigo de futbolistas, como Trochowski. Le tuve que creer. Si me mintió, mintió al entrenador que trajo", concretó.

  • 1