Deportes

Manzano-Juande, lo odiosas que son ciertas comparaciones

el 17 oct 2010 / 22:33 h.

Lo de Gregorio Manzano fue llegar y besar el Santo: dos partidos, dos victorias, un parón de casi quince días para disfrutar de ellas y... vuelta a la cruda realidad en El Molinón. ¿Efecto gaseosa? Lo cierto y verdad es que el Sevilla perdió 2-0 con el Sporting y gracias a que Palop salvó al menos un par de goles cantados que pudieron provocar un marcador sonrojante para los sevillistas, que dieron una pobre impresión y ahora son séptimos, con cuatro puntos menos de los que tenían la pasada campaña a estas alturas, cuando, con Jiménez, iban terceros.

Manzano tiene mucho trabajo por delante y poco le va a ayudar que a las primeras de cambio –tras el triunfo ante el Atlético– el propio Del Nido lo comparara con Juande Ramos, pues eso son palabras mayores y someter al nuevo técnico (la quinta plaza del curso pasado con el Mallorca es la mejor clasificasción liguera que ha logrado) a una presión gratuita. El presidente, eso sí, ha demostrado una confianza ciega en el profesor, al que ha dado todo el poder en la parcela deportiva aun a costa de poner de patitas en la calle a todo el equipo de colaboradores que un día fueron del propio Juande y piezas importantes en la consecución de los cinco titulos: Ramón Orellana, Paco Leal o el mismo Antonio Álvarez, que levantó el sexto. La limpia ha sido total y a muchos ha sorprendido, pues Manzano sólo ha firmado por un año y aquí había gente que llevaba trabajando más de veinte y con una hoja de servicios realmente envidiable que no merecía una salida así.

  • 1